Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El joven que disparó en un colegio de Sabadell murió al ingerir arsénico

El joven que el martes por la tarde acudió a las puertas del colegio Mare del Diví Pastor de Sabadell con un arma de fogueo e hirió a un padre, murió al ingerir arsénico poco después, según los primeros resultados de la autopsia, han informado este miércoles a Europa Press fuentes cercanas al caso.
Un testigo explicó este martes a Europa Press que persiguió al joven, exalumno del colegio, después de los disparos junto a dos compañeros para interceptarle y vieron cómo se bebía un líquido transparente de un bote con la señal de tóxico, que dejaba olor a cloro, y donde al parecer llevaba el arsénico que tomó.
El fallecido acudió al colegio a buscar a una joven de 15 años a la que estaba acosando desde hacía un tiempo, y de la que quería vengarse porque no le correspondía, y tenía intención de disparar contra ella una pistola de balines, aunque su padre se interpuso y resultó herido leve.
TESTIGOS
Uno de los testigos, Xisco Avante, ha explicado este miércoles que oyó "dos disparos, y la gente empezó a chillar porque le habían disparado al padre de la chica".
El hombre, que trabaja en un centro médico, ha indicado que realizaron unas radiografías al padre herido "pero sólo tenía dos quemaduras en la cabeza" y estaba muy asustado.
Otra de las vecinas, Carmen, ha indicado que el chico "quería disparar a la niña pero el padre la protegió".
Además, ha explicado que después de disparar el joven salió corriendo y unos alumnos le siguieron, "lo atraparon y le azotaron"; minutos más tarde, el joven murió por el veneno ingerido.