Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una distracción del conductor del autobús pudo provocar el accidente de la A-6

La carretera A-6 está cortada en sentido salida en el kilómetro 24. Vídeo: ATLAStelecinco.es
Según ha informado un portavoz de la DGT, las primeras investigaciones de la Guardia Civil sobre las causas del accidente apuntan a una distracción del conductor del autobús, que es uno de los cuatro heridos graves.
El accidente ocurrió sobre las 07.40 horas, aún de noche, en el kilómetro 28 de la A-6 en sentido Coruña, a la altura del municipio de Torrelodones, cuando el autobús golpeó por detrás, fuertemente, a un camión grúa, y a continuación colisionaron otros cinco vehículos.
El choque ha provocado la muerte prácticamente en el acto de una pasajera del autobús de 43 años y heridas a otras 20 personas, de las que cuatro están heridas graves, nueve leves y cuatro tienen pronóstico reservado, según ha informado el Servicio Madrileño de Salud.
El autobús es de la compañía Larrea S.A. y cubría la línea 611, de Madrid a Hoyo de Manzanares, con 22 pasajeros.
La compañía ha habilitado el número de teléfono 91 392 07 94, para informar y atender a los familiares y afectados por el suceso.
El accidente ha obligado a cortar los cuatro carriles que tiene la A-6 a esa altura en dirección Coruña, lo que ha causado retenciones hasta el kilómetro 20, a pesar de que se ha habilitado un desvío por la vía de servicio en el kilómetro 24.
En sentido entrada a Madrid hubo hasta cuatro kilómetros de retención, y la circulación quedó totalmente restablecida a mediodía.
Hasta el lugar del siniestro se han trasladado siete dotaciones de Bomberos de la Comunidad que han tenido que liberar del interior del autobús al conductor y a dos pasajeros.
Además de los 19 heridos que fueron derivados por el servicio de emergencias a los hospitales de la Comunidad, una mujer se desplazó por sus medios al hospital de El Escorial.
Tres de los heridos graves, dos mujeres y un hombre, están en el hospital Ramón y Cajal, donde dos de ellos son atendidos por politraumatismos, y una de las mujeres por fractura en miembros inferiores, ha informado el Servicio Madrileño de Salud.
En el hospital de La Princesa es atendido un varón con herida abierta en un miembro inferior, mientras que en los hospitales de La Paz e Infanta Sofía se encuentran dos mujeres y un hombre que han sufrido varios traumas.
En cuanto a los ingresados cuyo pronóstico es reservado, en el hospital 12 de Octubre ha ingresado un hombre con traumatismo abdominal cerrado y fracturas costales derechas, mientras que en La Princesa se encuentra una mujer con un traumatismo craneoencefálico.
Los otros dos heridos con pronóstico reservado están en el hospital Puerta del Hierro, donde permanece ingresado un hombre politraumatizado, y en El Escorial, donde hay una mujer con traumatismo craneoencefálico.
Uno de los heridos ingresados, una mujer policontusionada que había sido ingresada en el Hospital Puerta de Hierro, recibió el alta pocas después.