Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jefes de Estado divorciados podrán ser recibidos por el Papa junto a su nueva pareja, según un nuevo protocolo

El Papa Francisco ha aprobado algunas modificaciones en el protocolo de visitas de Jefes de Estado y de Gobierno para permitir que puedan ser recibidos en el Vaticano divorciados vueltos a casar junto a su nueva pareja.
Las nuevas disposiciones consienten que un jefe de Estado católico en una situación marital irregular, como por ejemplo un divorciado en nueva unión, pueda participar en el encuentro con el Papa acompañado de su nueva pareja, así como en la foto oficial y en el habitual intercambio de regalos, según informan medios locales y recoge la web del Arzobispado de Madrid.
El primer beneficiario de este nuevo cambio en las reglas de protocolo, fue el presidente de Argentina, Maurico Macri, que realizó una visita oficial al pontífice argentino el pasado 27 de febrero, acompañado de su tercera esposa Juliana Awada.
Antes de este cambio un jefe de Estado católico no podía estar acompañado de su pareja en situación irregular en la visita al Santo Padre, no podía posar en la foto oficial, esperaba en una sala contigua y luego el Pontífice le saludaba aparte. No obstante, la nueva regulación del protocolo no afecta a la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio.
Durante el vuelo de regreso de México a Roma, el Papa descartó que los divorciados vueltos a casar pudieran comulgar pero apostó por su integración.
"Yo conozco a católicos casados en segundas nupcias que van a la iglesia tres o cuatro veces al año. Todas las puertas están abiertas, pero no se puede decir que estas personas puedan comulgar. Esto sería una herida, también para los matrimonios, porque esto no los haría proceder por ese camino de integración", señaló el Papa.