Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rapero Pablo Hasél, condenado a dos años por el ensalzamiento del terrorismo

Pablo Háseltelecinco.es

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo al rapero ilerdense Pablo Hasél. El cantante difundió a través de Internet varios temas en los que deseaba que se cometieran atentados contra representantes del PP y PSOE y elogiaba a miembros de los GRAPO, ETA y otros grupos terroristas. Hasél ya ha reaccionado ante la sentencia asegurando que "me han condenado a dos años para asustar a otros jóvenes".

En sus canciones Pablo Rivadullo, conocido por el nombre artístico de Hasél, elogiaba la trayectoria del líder de los GRAPO Manuel Pérez Martínez, alias 'Camarada Arenas', al que llegaba a calificar de "héroe". "Prefiero grapos que guapos", decía. "Mi hermano entra en la sede del PP gritando ¡Gora ETA! a mí no me venden el cuento de quiénes son los malos, sólo pienso en matarlos". 
"No me da pena tu tiro en la nuca, 'pepero'. Me da pena el que muere en una patera. No me da pena tu tiro en la nuca, 'socialisto'. Me da pena el que muere en un andamio", afirmaba en otra de las canciones. En otra centraba sus iras en políticos concretos: "Siempre hay algún indigente despierto con quien comentar que se debe matar a Aznar", "¡Que alguien clave un piolet en la cabeza a José Bono!" o "¡Merece que explote el coche de Patxi López!". 
El rapero, que también criticaba a los representantes de Izquierda Unida (IU) por callar como "cobardes", también rapeaba estrofas del estilo "Mira a los puercos del PSOE comiéndosela a la monarquía. Los dispararía uno a uno, sería oportuno, algo mejoraría" o defendía la violencia contra los medios de comunicación. "A los dueños de los periódicos El Mundo y ABC habría que asfixiarles en sus mentiras de papel, afirmaba, Merece una bomba Televisión Española".
"El discursio de odio"
 La sentencia, hecha pública este martes, destaca como "prueba de cargo totalmente incriminatoria" la declaración del rapero durante el juicio en su contra en el que dijo que se en sus canciones se limita a "ejecutar su libertad de expresión y de creación como artista" y agregó que "nadie tiene derecho a cambiar sus ideas". 
Los magistrados Alfonso Guevara y Guillermo Ruiz Polanco aseguran que "el discurso del odio no está amparado por la libertad de expresión en un Estado democrático" y destacan que Hasél "aireó por Internet" estas letras. 
La resolución cita la interpretación realizada por el Tribunal Supremo del delito de enaltecimiento que requiere que "las expresiones o manifestaciones que se formulen tengan, desde el punto de vista semántico y literal, un significado de ensalzamiento o justificación del terrorismo o de sus protagonistas". 
"Y esto es lo que acontece en todas y cada una de las letras contenidas en las canciones objeto de acusación, transgrediéndose, y por ello transgrediendo el acusado el bien jurídico protegido y traspasando los límites de la libertad de expresión de forma tal que este derecho fundamental no puede ampararle", indica.
Hasél cree que es sentencia ejemplificadora
Tras conocer la sentencia, Hasél ha utilizado Twitter para responder a la sentencia de la Audiencia Nacional: "Estaba cantado, querían dar un castigo ejemplar y me han condenado a 2 años de prisión por hacer canciones, lo que pedía la fiscalía, no han rebajado ni unos meses para lavarse la cara. No entro esta vez a falta de antecedentes penales pero a la mínima me como los 2 años y lo que me caiga sumado".

En esta línea, el rapero recuerda que el 29 de este mes tiene otro juicio denunciado por el PP por "supuestas amenazas y ataque a su sede", por lo que recalca que "si lo pasan por lo penal" entrará en prisión "seguro".

"No sólo me han condenado a 2 años para asustar a otros jóvenes, también para echarme para atrás en mi militancia. Es su último aviso: si no te acobardas a la próxima entras. No les bastaba con haber registrado mi domicilio llevándose multitud de cosas ni con tenerme detenido un día, esas bestias fascistas no tienen escrúpulo alguno si de represión se trata", destaca Hásel.

"Me he enterado por la prensa"

Asimismo, el músico lamenta haberse "enterado por la prensa" y que no hayan comunicado antes la sentencia a su abogado. "Tengo que enterarme por la prensa burguesa y manipuladora de la condena. Y siguen mintiendo diciendo que apoyo a Al Qaeda cuando en el juicio quedó demostrado que era totalmente falso".

"Sólo me hubiera librado de una condena así, dejarme llevar por el camino al que me quería llevar la fiscal, el de la condena de la autodefensa armada. Pero antes muerto, ya le recordé que como comunista hablo en mis canciones de la lucha armada de la que tanto hablaron los clásicos del marxismo, el Che, etc. ¿Acaso dejan otro camino para acabar con las injusticias, con el genocidio diario de inocentes que supone el capitalismo?", plantea.

Hásel prosigue su defensa afirmando que contrariamente a lo que afirma el juez, sus canciones no incitan al odio, sino "al amor a los oprimidos, es decir, a la inmensa mayoría de la humanidad".

"Agradezco las muestras de solidaridad y vuelvo a recordar que los juicios no pueden aniquilar la lucha por la dignidad. Seguramente acaben encerrándome en prisión como a tantas luchadoras más, pero jamás acabarán con estas justas ideas y no me cabe duda de que tarde o temprano venceremos y ya nadie volverá a ser condenado por gritar la cruda realidad", sentencia.