Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ecologistas piden coherencia a Gibraltar y que acabe con los rellenos al Este y gasolineras flotantes"

Después de que Gibraltar haya declarado Zona de Especial Conservación (ZEC) medioambiental el Peñón y las aguas que lo rodean, Verdemar-Ecologistas en Acción ha argumentado que "ahora tendrá que ser consecuente" y, de esa manera, poner freno a los rellenos que está llevando a cabo en la zona Este del Peñón y también acabar con las gasolineras flotantes.
El Gobierno de Fabian Picardo ha declarado este lunes ZEC la zona valiéndose de una Directiva Europea de protección de hábitats naturales como un mecanismo para imponer a los pescadores españoles la prohibición de pescar con redes en aguas próximas a la colonia. Sin embargo, según han indicado a Europa Press desde el colectivo ecologista, "la cuestión de los pescadores sería como una gota de agua a una lluvia torrencial respecto al daño que ocasiona Gibraltar" a ese espacio.
El portavoz de Verdemar en el Campo de Gibraltar, Antonio Muñoz, se ha mostrado partidario de conservar la pesca artesanal y cuestiona que se impida por motivos medioambientales la actividad a unos marineros que "han vivido durante muchos años de una manera sostenible en la zona de la Atunara y toda la Bahía de Algeciras".
Mientras tanto, Gibraltar está "infringiendo la legislación" con los rellenos que lleva a cabo "en el LIC (Lugar de Interés Comunitario) del Estrecho Oriental". Otra cuestión es la del bunkering y las gasolineras flotantes que "almacenan 300.000 toneladas de hidrocarburos", apostillando en este punto que "España tampoco hace nada para que se prohíba y se regule".
Enfatiza que es "mucho más impactante el simple garreo que hacen los barcos que tienen fondeados tanto en la parte Este del Peñón como las gasolineras flotantes que están en la Bahía de Algeciras", ya que se trata de barcos de unos 250 metros de eslora que tienen "unas cadenas grandísimas que lo que hacen es pelar los fondos, y eso esquilma mucho más que la red de un pescador". En esta línea, abunda que esas cadenas "se están cargando toda la zona coralina" de la Bahía algecireña y causando "verdadero impacto en la zona de cría del pescado".