Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La elevada humedad en las zonas de costa incrementa el riesgo de que los niños sufran alergias a hongos y ácaros

La llegada del verano y las vacaciones implica reacciones alérgicas para muchos niños y, por ello, hay que tener en cuenta el clima del destino vacacional ya que la elevada humedad en zonas de costa supone un mayor riesgo de presentar alergias a hongos y ácaros.
"Si pensamos que nuestro hijo tiene alergia a la humedad, porque presenta síntomas cuando los días son húmedos con niebla o lluviosos, debemos consultar al especialista en alergia infantil, ya que probablemente tenga alergia a los hongos", ha destacado la alergóloga pediátrica del Hospital Quirónsalud San José, Cristina Ortega Casanueva.
La especialista aconseja hacer una limpieza minuciosa de la vivienda antes de instalarse para aquellas personas alérgicas a los ácaros, así como evitar las moquetas en las habitaciones del hotel o apartamento.
De la misma manera, recomienda poner fundas especiales en la cama y revisar los filtros del aire acondicionado. En caso de efectuar desplazamientos en coche, es aconsejable revisar los filtros antipolen y tratar de no viajar con las ventanillas abiertas por zonas de alta concentración de alérgenos.