Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un elevado porcentaje de problemas oculares en adultos podrían prevenirse desde la niñez

Se estima que un elevado porcentaje de los problemas oculares tratados a los adultos podría prevenirse durante la niñez, según han informado desde la Clínica Baviera Murcia, que recomienda revisiones rutinarias desde el nacimiento.
Dicha Clínica ha puesto en marcha una 'Unidad de Oftalmología Pediátrica', dirigida por el doctor Carlos Laria Ochaita, "para evitar que la falta de detección y corrección de deteminados problemas oculares durante la niñez pueda desembocar en disfunciones de mayor importancia en la edad adulta", han añadido.
"Lo ideal sería realizar un examen en los primeros meses de vida y luego un seguimiento según las indicaciones de nuestro oftalmólogo", ha afirmado el doctor Laria, que ha afirmado que es esencial que un especialista revise la vista de los menores desde su nacimiento.
Una de las complicaciones oftalmológicas más comunes entre los niños es la ambliopía u ojo vago, junto al estrabismo y los problemas de refracción como la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía.
El especialista ha recomendado, al margen de las revisiones rutinarias, que se acuda al oftalmólogo si se observa alguno de los siguientes síntomas: en recién nacidos y lactantes, cuando se detecte cualquier alteración en la pupila o en su reflejo, rendencia a torcer los ojos o movimientos visuales involuntarios; al detectar que guiá un ojo o tuerce la cabeza al mirar algo con atención, cuando presente enrojecimiento ocular con frecuencia, dolor de cabeza al finalizar el día o cualquier otra alteración visual.