Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los embalses de Barcelona superan el 50% de su capacidad

El pantano de Sau es una de las principales fuentes de agua de Barcelona y a principios de abril se encontraba casi vacío. Tras las lluvias de mayo el río Ter ha crecido tanto que ya cubre casi toda la torre de la iglesia situada dentro del embalse. 
Es el cuarto fin de semana que llueve en Cataluña y el nacimiento del río Llobregat luce espectacular. A su paso por Barcelona el río ha crecido de manera muy considerable. En alguna localidad de Tarragona sufren la crecida del río Ebro, que ha provocado inundaciones en calles y terrazas.
Los embalses han alcanzado los 348,03 hectómetros cúbicos , tras las lluvias de los últimos días en la mayor parte del territorio catalán, según datos de la Agencia Catalana del Agua. Esta cifra está seis puntos por debajo de las reservas del año pasado, fecha en que los embalses se encontraban al 56,29% de su capacidad, pero supone más del doble que hace un mes y medio.
Entre los embalses de mayor capacidad, el de Sau se encuentra al 50,96%, el de La Baells, al 75,81%, el de Susqueda al 36,81%, La Llosa del Cavall al 39,19% y el de Sant Ponç al 71,33%.
Con esta situación se prevee que el Gobierno Catalán declare superada la alerta por sequía que activó hace más de un año y que el Consejo de Ministros anule el trasvase del Ebro a Barcelona. BQM