Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tasa global de embarazo por Diagnóstico Genético Preimplantacional se incrementa un 2,5% en los últimos años

La tasa global de embarazo por Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) se ha incrementado un 2,5 por ciento en los últimos años, según los datos de la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR), cuyo grupo de interés en Genética y Reproducción pretende analizar y valorar la situación de este técnica en España.
En este contexto, el registro de ASEBIR viene recogiendo desde el año 1993 los ciclos de DGP realizados en España mostrando una evolución positiva en el número de embarazos conseguidos. Así, mientras que en la primera recogida de datos, que incluye 12 años de actividad --período 1993-2005-- los embarazos positivos se fijaban en un 35,1 por ciento, cuatro años después --último ejercicio de recogida datos-- el porcentaje se eleva hasta al 37,7 por ciento.
En total, entre el año 1993 y el 2009 se realizaron en España 11.694 ciclos, obteniéndose 2.782 embarazos, lo que supone unos resultados positivos del 37,6 por ciento. De éstos, 694 fueron embarazos gemelares --24.6 por ciento--, y 45 --1.5 por ciento--, embarazos múltiples. Por contraposición, el número de abortos se quedó en 494, el 17 por ciento del total.
TRATAMIENTOS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA
Asimismo, se ha producido un incremento progresivo en la aplicación del DGP en los tratamientos de reproducción asistida a lo largo de los años. Mientras que en los primeros 12 años --1993 a 2005-- se sumaron en total 3.373 ciclos, tan solo en los dos últimos años reportados ya se han realizado más de 4.000 casos --período 2008-2009--.
Y es que, gracias al DGP, se puede evitar el nacimiento de niños con enfermedades genéticas como son la hemofilia, la fibrosis quística o algunos tipos de cáncer cuando se conoce que los progenitores son portadores de dichas enfermedades.
El DGP también se puede aplicar para seleccionar embriones sin alteraciones cromosómicas, mejorando las posibilidades de éxito de un ciclo de Fecundación In Vitro y evitando el nacimiento de niños afectos de síndromes cromosómicos, como por ejemplo el síndrome de Down.
Esta técnica que actualmente ya puede analizar todos los cromosomas, permite mejorar las posibilidades de éxito y reducir el riesgo de aborto especialmente en mujeres de edad avanzada o con problemas de esterilidad y a varones con anomalías cromosómicas en los espermatozoides.
Las cifras del registro de ASEBIR muestran como un 44,5 por ciento de los ciclos fueron indicados por edad materna avanzada --mujer mayor de 38 años--, configurándose ésta como la causa más frecuente. Las otras indicaciones fueron; espermatozoides con FISH alterado --22 por ciento--, abortos de repetición --13,6 por ciento-- y fallo de implantación en ciclos de FIV entre otros.
Además del Registro de DGP, el Grupo de interés en Genética y Reproducción de ASEBIR trabaja también para aportar a los embriólogos y clínicos expertos en reproducción asistida recursos pedagógicos para poder manejar correctamente los casos de DGP, contribuye a generar masa crítica entre los expertos en Genética con el fin de poder asesorar a las Autoridades Sanitarias y establece puentes de unión con otras sociedades científicas del ámbito como la Asociación Española de Genética Humana (AEGH).
En este contexto, ASEBIR quiere recordar que nuestro país todavía no cuenta con una especialidad conjunta de Genética y Embriología con áreas de capacitación específica, que contribuya tanto a optimizar la atención de los pacientes como a mejorar la actual situación de los profesionales del sector.