Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El emotivo reencuentro entre un soldado y su perro detector de bombas

Seis años han pasado desde que David Herrera regresó de Afganistán, donde tuvo destinado en una misión para ayudar a la población civil. Este soldado tuvo un fiel acompañante durante su estancia en el país: Kash. Este perro es un detector de bombas, una figura esencial para los militares. Después de su servicio, David y Kash se separaron y el perro regresó con un nuevo propietario. Pese al largo tiempo que han pasado separados, como informa Mirror, el perro reconoció rápidamente a su amigo: "Se acercó a mí y empezó a frotar su cabeza contra mí", cuenta Herrera al citado medio.