Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las empresas de agua advierten del envejecimiento de las redes de distribución y reclaman más inversión

España cuenta con 224.000 kilómetros de redes de distribución de agua, unos 4,8 metros de tubería por persona, el equivalente a dar cinco vueltas y media a la Tierra, pero estas redes están envejecidas, ya que el 41 por ciento de estas tienen más de 30 años de edad, frente al 29 por ciento tiene menos de 15 años y el 30 por ciento, entre 15 y 30 años.
Esta es una de las conclusiones del 'XIV Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España 2016', realizado por la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua Urbana (AGA) y la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS).
Así, el estudio ha detectado también que el porcentaje de renovación de estas redes es del 0,9 por ciento, al tiempo que apunta igualmente a un envejecimiento de las redes de alcantarillado, que en la actualidad tiene 165.000 kilómetros, una red de 3,6 metros por persona que ser renueva a un ritmo del 0,6 por ciento anual y que, asimismo, el 40 por ciento tiene más de 40 años.
En total el importe facturado por agua urbana en España asciende a 6.479 millones de euros, de los que casi el 60 por ciento corresponden a abastecimiento; el 35,8 por ciento a saneamiento (23% a depuración y 12,8% a alcantarillado) y el 4,7 por ciento a otros conceptos como contadores. Esta facturación supone el 0,62 por ciento del PIB.
Asimismo, señala que en términos generales los operadores destinan un 12,5 por ciento de la facturación a la inversión en nuevas infraestructuras o equipamientos, un 9,4 por ciento a inversión en renovación, sobre todo a alcantarillado y abastecimiento. En total, los operadores destinan el 22 por ciento a renovación e inversión en nuevas infraestructuras, lo que suma un importe de 1.376 millones de euros.
El estudio, cuyos datos han sido recogidos en 2014, apunta que el 73 por ciento del agua urbana es de uso doméstico; el 11 por ciento a consumo industrial o comercial y el 16 por ciento a otros usos, como municipales o institucionales.
SUBE EL CONSUMO DE AGUA EN LOS HOGARES
Los datos revelan que el consumo medio del agua en los hogares ha ascendido 139 litros por habitante y día, 9 litros más que en el estudio del año anterior, aunque el consumo es menor en las zonas metropolitanas, donde desciende hasta 107 litros por metro cuadrado.
Respecto al precio medio del agua, el estudio valora que está en 1,77 euros el metro cúbico, lo que supone el 0,9 por ciento del presupuesto familiar, un dato "muy por debajo del 3 por ciento marcado por la ONU como cifra límite de asequibilidad del Derecho Humano al Agua".
Sin embargo, el sector señala que estas tarifas "no cubren los costes y deberían incrementarse" para avanzar en la recuperación de los costes y evitar el deterioro en la calidad del servicio y garantizar su sostenbilidad.
Finalmente, apunta que en España hay unos 21 millones de contratos de agua, sumando los contratos domésticos, industrial y comercial y, de estos, se produce un total de 1,82 por ciento de cortes de suministro, de los que el 1,31 se reconecta tras el pago de las cantidades adecuadas y el 0,02 por ciento se reconecta después de beneficiarse de mecanismos de acción social.