Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El encargado de una gasolinera podría ir a la cárcel por el ruido que provoca su túnel de lavado

Un encargado de una gasolinera se enfrentará a una petición fiscal total de seis años de prisión por contaminación acústica como consecuencia de la actividad diaria del túnel de lavado y que ha causado incluso transtornos depresivos a vecinos porque los ruidos superaban los valores medios admisibles.
El fiscal ha pedido que se juzgue al procesado por un delito contra el medio ambiente con aplicación de riesgo de grave perjuicio para la salud de las personas y dos delitos de lesiones.Los vecinos presentan síntomas de angustia, estrés y ansiedad.