Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un encierro de vértigo

El encierro del Pilón en Falces nos deja cada año imágenes impactantes. No es un encierro común porque vacas y mozos corren al borde del precipicio.

Una carrera de 800 metros a una velocidad trepidante en la que no es difícil ver algún joven o animal despeñado.  Una fiesta declarada de Interés Turístico en Navarra que se celebra todos los veranos y que hoy ha dado un buen susto a los vecinos de Falces.