Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera admite que pudo tocarse la cara con un guante al retirarse el traje

La auxiliar de enfermería contagiada con el virus del ébola, Teresa Romero, ha reconocido que pudo tocarse la cara con uno de los guantes al retirarse una parte del traje de protección, tal y como ha desvelado Germán Ramírez, uno de los médicos que la atiende en el Hospital Universitario La Paz-Carlos III de Madrid, después de haber estado hablando con ella. "Hemos estado revisado con ella toda la cadena de puesta del traje y su actividad dentro de la habitación y en uno de los momentos me ha transmitido la posibilidad de que hubiera un contacto con la cara al retirarse el traje", ha explicado el médico ante los medios de comunicación.