Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La auxiliar con ébola está recibiendo suero hiperinmune de la hermana Paciencia

La auxiliar de enfermería infectada de ébola ingresada en el Hospital Carlos III- La Paz de Madrid está siendo tratada con suero procedente de la hermana Paciencia Melgar, que padeció la enfermedad en agosto y que no fue trasladada a España junto al primer misionero repatriado, Miguel Pajares. La directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, ha informado de que "ahora mismo" España cuenta con "varias opciones terapéuticas". La paciente está estable y, por ahora, no tiene "riesgo vital", aunque es "una enfermedad grave", según ha informado el coordinador del centro de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. 

La secretaria de la Sección sindical de CCOO en el hospital La Paz, Esther Quiñones, tras una concentración que han mantenido los trabajadores a la puerta del centro, ha informado de que la auxiliar de enfermería contagiada está siendo tratada con suero de la hermana Paciencia.
El gerente del hospital La Paz-Carlos III ha confirmado que se está tratando a la paciente con un suero hiperinmune de un donante convaleciente que ha superado la enfermedad, pero no ha confirmado quién es esa persona ya que los protocolos de la OMS obligan a mantener su anonimato.
La monja Paciencia Melgar, que había superado el ébola y trabajó en Liberia con el religioso Miguel Pajares, llegó a España el pasado 25 de septiembre procedente de Liberia después de haber estado infectada por el ébola y haber superado la enfermedad, con el objetivo de donar sangre para el religioso García Viejo, que se encontraba ingresado en el Hospital Carlos III infectado por ébola tras haber sido repatriado a España procedente de Sierra Leona. Sin embargo, el misionero falleció ese mismo jueves.
La directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, había informado en su comparecencia en el Congreso de que a la paciente se le han empezado a aplicar este lunes las"opciones terapéuticas" que hay disponibles en nuestro país.
"Ahora mismo tenemos a disposición en España varias opciones terapéuticas que se empezaron a aplicar en el día de ayer", ha relatado Vinuesa durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso, aunque también ha reconocido que todas están "en fase experimental" y deben contar para su aplicación "con el consentimiento de los pacientes".
Traslado al Carlos III
La auxiliar fue trasladada en una ambulancia del Summa-112, escoltada por Policía Nacional y Guardia Civil, hasta el Hospital Carlos III, centro donde precisamente fueron atendidos los religiosos Miguel Pajares y García Viejo, fallecidos en agosto y el pasado 25 de septiembre.
La mujer se presentó en las Urgencias del Hospital Universitario Fundación Alcorcón al sentir que podía tener fiebre, momento en el que fue aislada y sometida a las correspondientes pruebas, tal y como establecen los protocolos de seguridad.
Según ha explicado Alemany, la paciente ha presentado una sintomatología "vaga" de los síntomas del ébola, dado que no llegaba su cuadro de fiebre a los 38,6 grados de temperatura, margen que indica las sospechas de presencia del virus.
Sobre la posibilidad de que pudiera haber contagiado a otras personas, Alemany ha dicho que se está evaluando a todas las personas que han tenido relación con ella en su domicilio y ha recordado que la enfermedad necesita para el contagio "contacto directo" con el paciente a través de "fluidos y secreciones" y estar en estado sintomático.
El director general de Atención Primaria ha remarcado que se está trabajando para averiguar cuál ha sido la fuente de contacto y verificar si se siguieron todos los protocolos de seguridad. Aparte, ha dicho que se van a poner todos los medios necesarios para afrontar la situación.
Sanidad desconoce el origen del contagio
Tanto el Ministerio de Sanidad como el Hospital Carlos III-La Paz de Madrid, donde la enfermera se contagió, están todavía investigando cuál puede haber sido el origen del contagio ya que, según aseguran, se siguieron todos los protocolos recomendados a nivel internacional.
Así lo ha confirmado la ministra de Sanidad, Ana Mato, que ha comparecido en rueda de prensa para mandar "un mensaje de tranquilidad" a la población ya que "el riesgo de nuevos contagios es bajo" y se están siguiendo todos los protocolos y medidas de actuación que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Por el momento se está realizando un seguimiento epidemiológico a su marido y a los profesionales del Summa que la atendieron, pero el número de personas en vigilancia podría aumentar a medida que se vayan conociendo otras personas que hayan mantenido contacto directo con la afectada.
La profesional, de 40 años, es una técnico de Enfermería que atendió a García Viejo durante su ingreso el hospital madrileño, desde que fue repatriado a España el pasado 21 de septiembre procedente de Sierra Leona hasta el jueves 25, que falleció.
En ese periodo, entró en la habitación del misionero en dos ocasiones, en una entró en contacto directo con él y en otra para la recogida de residuos. Pero en ambos casos, ha añadido Vinuesa, contaba con la protección individual que se recomienda para atender a estos pacientes.