Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermería ejerce un papel proactivo en el control y seguimiento de la salud física del paciente con trastorno mental

"La colaboración que realiza la enfermería, trabajando en equipo con el psiquiatra, en el control y seguimiento de la salud física del paciente con trastorno mental graves es clave", ha afirmado la psiquiatra en Foietes Benidorm (Alicante), la doctora Consuelo Llinares.
"El enfermero realiza un abordaje integral, procurando mejorar la enfermedad mental del paciente sin olvidarse de su salud física, apoyándoles para conseguir su recuperación funcional y una normalización en sus vidas que les permita integrarse en la sociedad", ha añadido la experta.
Considerando este importante papel del enfermero, y su especialización en salud mental para el tratamiento de los pacientes con trastornos mentales, Janssen ha organizado un simposio en el marco del XXXIII Congreso Nacional de Enfermería y Salud Mental, bajo el lema 'Eliminando barreras en la recuperación del paciente con psicosis'.
La enfermera del Hospital Universitario Gregorio Marañón, Piedad Pérez, ha explicado que "el paciente cuando nos ve se siente más tranquilo. Al principio, el abordaje es, sobre todo, de protección. Intentamos transmitir confianza, informar y ser cercanos".
Durante el Congreso, los especialistas han reflexionado acerca de la importancia de mantener una adecuada salud física en los pacientes con trastorno mental grave. "En la mente de los profesionales, especialmente desde Enfermería, está el deber de preocuparnos y ocuparnos, en la medida de lo posible, de mantener un equilibrio cuerpo-mente del paciente", han comentado.
ACTIVIDADES PSICOEDUCATIVAS
Los expertos han afirmado que "se debe ofrecer programas psicoeducativos en salud para la adquisición de prácticas saludables y eliminar las prácticas de riesgo, como el tabaquismo, consumo de alcohol y tóxicos". En este sentido, "iniciativas como 'Di_capacitados' son una muestra con grandes resultados para lograr la adherencia de los pacientes al tratamiento, el vínculo, la complicidad y su reinserción en la sociedad y en el mundo laboral", ha destacado Pérez.
La doctora Llinares ha destacado los planes individualizados de tratamiento como indispensables en los pacientes con trastornos mentales, para orientar de forma adecuada todo el proceso terapéutico, siendo recomendable implantar en los planes de tratamiento intervenciones psicoeducativas para pacientes y familiares. "Para ellos, son muy eficaces los Programas de Educación para la Salud, cuyo objetivo es fomentar hábitos de vida saludables según las necesidades detectadas en cada paciente", ha comentado.
Por otro lado, las estrategias de intervención colaborativa entre Atención Primaria y especializada en salud mental, son fundamentales para realizar un adecuado control y seguimiento de los tratamientos farmacológicos y de los problemas de salud física en esta población.