Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un sindicato de enfermeros de California anuncia huelgas y protestas por protección insuficiente ante el ébola

Un sindicato de enfermeros de California ha anunciado este jueves que organizará huelgas y otras protestas contra lo que considera como una protección insuficiente de los trabajadores sanitarios que tratan a los pacientes afectados por el ébola.
Los enfermeros han solicitado una mejor protección desde hace semanas, después de que dos trabajadoras se contagiaran mientras trataban a Thomas Duncan, un liberiano-estadounidense que falleció en el país tras desarrollar la enfermedad cuando estaba de visita en Dallas.
"Se está pidiendo que los enfermeros, que han querido estar con los pacientes ya tengan fiebre, ébola o cáncer, se arriesguen presentándose sin la protección necesaria", ha dicho la directora ejecutiva de National Nurses United, Rose Ann DeMoro.
Esta organización y su afiliada Asociación de Enfermeros de California han asegurado que los trabajadores sanitarios abandonarán el 12 de noviembre sus puestos de trabajo en las instalaciones Kaiser Permanente en California, así como en el Hospital Providence de Washington DC.
Está previsto que durante dicha jornada, los enfermeros de otras instalaciones médicas de todo el país participen en distintas manifestaciones y otros actos de apoyo.
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) anunciaron este mes nuevas recomendaciones para el personal sanitario que incluyen trajes de protección que cubren todo el cuerpo y la presencia de supervisores que monitoricen a los trabajadores cuando se quiten y se pongan los trajes.
Sin embargo, los sindicatos afirman que las recomendaciones deben ir más lejos y ser obligatorias en todos los centros sanitarios. Por ello, han circulado una petición para que el Congreso o el presidente, Barack Obama, declaren unas normas a nivel nacional.