Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un grupo de enfermeros denunció ante un juzgado que La Paz presenta deficiencias para atender casos de ébola

AME y CSI-F critican "improvisación" en el ingreso de Pajares y el "desmantelamiento" del Carlos III
Un grupo de profesionales del servicio de enfermería del Hospital de La Paz registró una denuncia en un juzgado de guardia sobre presuntas "deficiencias y riesgos" en este centro ante posibles casos de ébola, algo que este mismo jueves ha descartado el propio consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, al remarcar que la región dispone de protocolos que garantizan la seguridad del personal y que fueron testados recientemente.
Según detalla la Asociación Madrileña de Enfermería, una parte del personal de enfermería de los servicios de Urgencias e Intensivos de La Paz registraron esta denuncia para que el juzgado pidiendo la apertura de diligencias sobre estos presuntos hechos, de cara a identificar posibles responsabilidades.
Argumentaban en su escrito que con la integración del Hospital Carlos III a La Paz y su reconversión como centro de media estancia afectaba negativamente a la actuación ante posibles casos de este virus.
Sostenían en su denuncia también que los talleres formativos al personal de La Paz para desarrollar protocolos ante la detección de pacientes con ébola resultaban insuficientes e "incapaces de resolver procesos habituales".
Estos profesionales también consideraban que debido a las condiciones de La Paz, donde transitan un elevado número de pacientes y profesionales, "dificultaban" las medidas de "contención" a desplegar ante casos de ébola, en contraposición al Carlos III que sí permitía articular de forma más eficiente el aislamiento de este tipo de pacientes.
Por su parte, la presidenta de AME, Victoria Trujillo, ha acusado a la Consejería de Sanidad de "desmantelar" el Carlos III (con la supresión de la UVI y laboratorios) y de "improvisar" para acoger al religioso Miguel Pajares, que ha dado positivo en el virus, dentro de las instalaciones de este centro.
Aparte, ha asegurado que no se ha transmitido suficiente información sobre los protocolos de limpieza y tratamiento de residuos del paciente, para añadir que La Paz no dispone de mecanismos suficientes de cara a estas situaciones puesto que tiene, por ejemplo, "ascensores comunes".
SANIDAD DETALLA QUE EXISTEN TODOS LOS MEDIOS
Frente a ello, el consejero de Sanidad junto al gerente de La Paz, Rafael Santamaría, y el director de Atención Especializada, Mariano Alcaraz, han remarcado que la Comunidad cuenta con un protocolo para garantizar la atención y el aislamiento de pacientes de ébola, que fue revisado recientemente (junio).
En este sentido, todos ellos han apuntado que La Paz cuenta con habitaciones de aislamiento en una de sus unidades y dispone de profesionales capacitados para la atención de estos pacientes. Aparte, ha recalcado que se aplican las medidas de aislamiento para eliminar un riesgo de contagio, que es "muy pequeño" al sustentarse en el contacto directo con fluidos de la persona contagiada.
También ha aseverado que se tomó la decisión de ingresar a ambos en el Hospital Carlos III siguiendo la recomendación del Comité de Alarma de La Paz, pese a contar con una unidad con medios de aislamiento como el Carlos III, dado que era mejor reducir cualquier riesgo de "alarma social" en un centro como La Paz con "mucho tránsito" de pacientes y cerca de 1.000 ingresos.
Rodríguez ha añadido que los residuos de este paciente se destruirán y ha remarcado junto al gerente del SUMMA que, por ejemplo, la ambulancia que le ha trasladado se somete a un exhaustivo proceso de desinfección.
CSI-F: SE HA ACTUADO "DEPRISA Y CORRIENDO"
Mientras, el delegado sindical de CSI-F, Manuel Torres, ha criticado a la Consejería de Sanidad por acondicionar "corriendo y mal" el Hospital Carlos III, con el acondicionamiento de la sexta planta para acoger al religioso con ébola y trasladar el resto de pacientes a La Paz.
En este sentido, ha agregado que el personal está "preparado y tranquilo" para atender a Pajares y que ahora el Carlos III no tiene pacientes ni consultas, aunque se ha preguntado qué hubiera pasado si se le hubiera ubicado en La Paz, algo que se barajó a su juicio.
Aparte, ha añadido que la estancia donde está ingresado el religioso "iba a desaparecer" a partir de septiembre con la renovación del hospital a un centro de media y larga estancia.