Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los enfermeros "exigen" la dimisión del consejero de Sanidad y ven "inaceptable" que aún siga en el cargo

El Consejo General de Enfermería ha "exigido" la dimisión del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, y consideran "inaceptable" y difícil de entender" que siga en su cargo tras haber acusado de mentir a la auxiliar de Enfermería Teresa Romero, primer contagio por ébola en España.
Durante la presentación del informe sobre las actuaciones realizadas en la atención de pacientes con ébola en España elaborado por esta institución, su presidente, Máximo González Jurado, ha denunciado que "lo último que puede hacer" un responsable de Sanidad es "acusar a un enfermo de mentir".
Tras confirmarse el contagio de Romero, el consejero de Sanidad aseguró que la paciente pudo haber ocultado su enfermedad varios días, le criticó que se fuera a la peluquería tras acudir con síntomas al centro de salud y puso en duda la formación necesaria para ponerse un equipo de protección oficial. "No hace falta un máster", dijo.
Estas declaraciones, según los enfermeros, son "inaceptables", sobre todo cuando el enfermo es "un profesional del sistema sanitario que de forma voluntaria ha tomado una decisión que le puede costar la vida, que es atender a un paciente cuando ya ha atendido a otro".
"En vez de premiar esa generosidad, lo que hace es criminalizar a este profesional, y desde el punto de vista del paciente, no se puede acusar a un paciente", ha denunciado González Jurado, sorprendido de que "a día de hoy siga siendo el responsable de la Sanidad en Madrid".
Además, entiende que su actuación ha "vulnerado el derecho a la intimidad, el honor y la dignidad", y defiende que "España es un país serio" que "no debe permitirse personas de esta categoría".
"Ha perdido toda la confianza del público y los profesionales, ha vulnerado los derechos de un paciente, en un país serio y riguroso hace mucho tiempo que este señor no sería consejero de sanidad", ha sentenciado.