Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco heridos en un enfrentamiento entre policías y 'manteros' por una operación en Calafell (Tarragona)

Una actuación de la Policía Local de Calafell (Tarragona) contra la venta ambulante, el conocido 'top manta', en el paseo marítimo de la localidad derivó en un enfrentamiento entre algunos manteros y los agentes, dejando un balance de cinco heridos.
Según ha informado este miércoles el Ayuntamiento, los manteros se encararon con la policía que les quería requisar el material destinado a la venta ilegal, ante el temor de perder una mercancía que ya tienen pagada.
Al producirse este incidente sobre las 20 horas de este martes, en un momento en que el paseo está muy concurrido, muchos testigos reaccionaron a favor de los vendedores y recriminaron a los policías su actitud, lo que según el consistorio contribuyó a que se envalentonaran y se volvieran más violentos.
Finalmente, la Policía Local, que acabó con cinco agentes heridos --dos de baja--, detuvo a un individuo e impuso tres denuncias por venta ilegal y otra por falta de respeto a la autoridad, además de requisar una gran cantidad de productos.
En total, decomisaron 433 productos: 225 gafas de sol, 81 bolsos, 81 relojes, 29 prendas de ropa y 17 colonias, que quedaron en dependencias policiales.
Ante esta situación, el Ayuntamiento, junto con la asociación de comerciantes Forum Calafell, ha emitido un comunicado en el que recuerda que la Policía Local "tiene el deber de combatir cualquier ilegalidad que se produzca en el municipio", y que la operación de este martes responde a la voluntad de frenar la venta irregular en la calle.
"EFECTOS NEGATIVOS"
Insisten en que la venta 'top manta' "tiene efectos muy negativos para el conjunto de la economía catalana, ya que comporta competencia desleal y agrava las dificultades de las empresas y comercios legalmente establecidos, además de que implica un fraude a la hacienda pública".
Por ello, el consistorio y la Policía Local, que añaden que detrás de estas ventas se esconden redes organizadas, continuarán insistiendo en la campaña de sensibilización sobre los perjuicios de esta actividad y confían en la colaboración de los ciudadanos.
Este verano, la Policía Local ha incrementado su presencia en las zonas donde se concentran los vendedores ilegales para erradicar esta actividad, según el consistorio.