Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un escape de vapor origina una nueva alarma en la sede de la Comisión Europea

La sede de la Comisión Europea recuperó hoy la normalidad después de que se comprobó que la alarma de seguridad que causó la evacuación del edificio se disparó por un escape de vapor de una caldera durante unos trabajos en una tubería.
Un operario que trabajaba en la tubería de agua caliente sufrió "quemaduras serias" a causa del vapor y fue trasladado a un hospital especializado, señaló la CE en un comunicado.
Tras una revisión a fondo de las instalaciones, el edificio Berlaymont se reabrió y volverá a su actividad normal, después de haber sido evacuado de funcionarios, periodistas y visitantes.
El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, tiene previsto mantener una reunión con el canciller de Austria, Werner Faymann, tras lo cual ambos ofrecerán unas declaraciones conjuntas a las 12.15 GMT.
Un portavoz de los bomberos explicó que la acumulación de vapor generó el aumento de la temperatura que activó los sensores antiincendio.
Las dotaciones de bomberos y ambulancias que se desplazaron al lugar ya se han retirado.
El incidente interrumpió una conferencia de prensa de Durao Barroso y de los comisarios de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, y Mercado Interior y Servicios, Charlie McCreevy.
Los tres presentaban el proyecto de la Comisión para una revisión global del modelo de supervisión y regulación financiera cuando sonó la alarma de seguridad y el portavoz de la CE, Johannes Laitenberger, pidió la evacuación de la sala de prensa señalando: "no es un ejercicio, es una alarma real".
Entre los evacuados figuraba la comisaria europea de Presupuesto, Dalia Grybauskaité, presidenta electa de Lituania.
El edificio Berlaymont sufrió un incendio el pasado día 18 y estuvo cerrado una semana, y las autoridades judiciales belgas mantienen abierta una investigación sobre las causas de ese siniestro.
El canal de televisión de las instituciones de la UE (EBS), que tiene sus estudios en los sótanos del Berlaymont, suspendió sus emisiones segundos después de oirse la alarma.