Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'escrache' al dueño del 'Banc Expropiat' acaba sin altercados y con gritos contra la policía

El 'escrache' que ha protagonizado más de un centenar de activistas la tarde de este jueves ante unas oficinas de paseo de Gràcia propiedad del dueño del local 'Banc Expropiat' del barrio de Gràcia ha acabado sin incidentes y con gritos contra los Mossos d'Esquadra y los medios de comunicación durante el recorrido de la marcha.
Los manifestantes se han concentrado desde las 18.00 horas en los Jardinets de Gràcia y, con caretas del rostro del propietario, han bajado por paseo de Gràcia tras dos pancartas con los lemas 'Manuel Bravo Solano fuera del barrio' y 'Especulador'.
Durante el trayecto hacia el edificio --situado entre las calles Valencia y Aragó y protegido por más de una docena de antidisturbios de los Mossos d'Esquadra--, manifestantes han hecho pintadas en varios comercios, y han entonado cánticos contra la prensa y lemas como 'Las calles siempre serán nuestras'.
Gritos como 'la prensa apunta, la policía dispara' y 'Mossos d'Esquadra fuera del barrio' han sido constantes tanto en el trayecto para hacer el 'escrache' como en la subida de nuevo hacia el barrio de Gràcia para acabar la manifestación ante el local del conocido como 'Banc Expropiat'.
El desalojo se produjo por orden judicial el lunes 23 de mayo, y fue el desencadenante de tres días de disturbios en el barrio, cuando los activistas intentaron volver a entrar en el local; este jueves, los manifestantes han concluido allí su manifestación, pero sin intentar acceder al mismo.
La manifestación ha sido seguida durante todo su recorrido por un fuerte dispositivo de los antidisturbios de los Mossos, aunque la llegada al 'Banc Expropiat' se ha producido sin presencia policial y sin incidentes, dándose por desconvocada la marcha.