Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un barco español descarga 20.000 toneladas de ayuda brasileña para los cubanos

Estibadores del puerto de La Habana comenzaron hoy la descarga de un barco español con cerca de 20.000 toneladas de alimentos enviados por Brasil para los damnificados de los tres huracanes que azotaron Cuba el año pasado.
Fuentes diplomáticas españolas informaron a Efe de que la estiba comenzó a primeras horas de la mañana, después de que el buque llegara a La Habana en la noche del domingo con 19.400 toneladas de arroz, 405 toneladas de leche en polvo y 4 toneladas de semillas de frutas, verduras y leguminosas.
La operación fue acordada por el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y el presidente del Gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, durante la XVIII Cumbre Iberoamericana en El Salvador.
"Ya están haciendo las primeras operaciones. Algo más de la mitad de la carga, alrededor del 60 por ciento, se quedará en La Habana, y el resto será descargado en Santiago de Cuba dentro de cinco o seis días", explicó a Efe Juan Diego Ruiz, coordinador en la isla de la Agencia de Cooperación Española (AECID).
El funcionario indicó que los alimentos que se descarguen en la capital irán a las zonas más afectadas del occidente de la isla, principalmente la Isla de la Juventud y Pinar del Río.
El resto será entregado, de acuerdo con las prioridades establecidas por las autoridades cubanas, en las cinco provincias orientales, agregó.
Brasil donó los alimentos y España contribuye con el transporte a Cuba en condiciones CIF (con los aranceles pagados), más desaduanaje, almacenamiento y distribución.
La donación brasileña está valorada en cerca de 12,5 millones de dólares (unos 9,7 millones de euros).
España también proporcionará un segundo barco de carga en el puerto de Río Grande para recibir las donaciones de leche en polvo y semillas y su transporte a Cuba.
Los huracanes "Ike", "Gustav" y Paloma, que azotaron Cuba a entre fines de agosto y primeros de noviembre de 2008, dejaron medio millón de viviendas afectadas o destruidas, miles de hectáreas de cultivos arrasadas y daños en las infraestructuras de comunicación y saneamiento.
En total, causaron pérdidas por más de 10.000 millones de dólares, de acuerdo con cálculos oficiales.