Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho de cada diez españoles opinan que el Gobierno debería hacer más por acoger refugiados, según un estudio

Alemania, China y Reino Unido, en los primeros puestos del índice que mide la aceptación pública de los refugiados; Rusia, en el último
Amnistía Internacional ha lanzado este jueves el primer "Índice de Bienvenida a los Refugiados", un estudio por el que se ha sondeado a 27.000 personas en 27 países y que revela un alto grado de aceptación de los solicitantes de asilo en la sociedad. En España, el 97% está de acuerdo con que lleguen refugiados y el 82% considera que el Gobierno debe hacer más por acogerles.
El trabajo, realizado por GlobeScan, mide el grado de aceptación de refugiados en los distintos países a diferentes escalas de proximidad: en el propio país, en el mismo barrio, en su propia casa. Cruzando todos estos indicadores, España ocupa el sexto puesto en en el Índice de Bienvenida, con un 71% de encuestados favorables y por detrás de China (85%), Alemania (84%), Reino Unido (86%), Canadá (76%) y Australia (73%). En el extremo opuesto constan Rusia (18%), Indonesia (32%) y Tailandia (33%).
Cuando se trata de recibir en el propio país a personas que huyen, la sociedad española es la que refleja una respuesta más favorable y se sitúa en la cabeza del ranking: El 97% de los encuestados está de acuerdo con que se acojan refugiados en el país, frente a un 3% que cerraría las fronteras.
Según los resultados del estudio, son las personas mayores y las que presentan menor nivel educativo quienes muestran más reticencias a la acogida de refugiados en sus comunidades locales. En general, la mitad de los encuestados en España aceptaría a estas personas en sus barrios (31%) o en sus propias casas (18%).
En aceptación de refugiados en el país, siguen a España Alemania (96% de la sociedad lo acepta), Jordania (94%), China (94%) y México (90%), mientras por la cola están Rusia (36%), Polonia (56%), Sudáfrica (69%) y Turquía (70% de aceptación).
En todo el mundo, el 32% dijo que aceptaría refugiados en su barrio, el 47% en su localidad/pueblo/ciudad, y el 80%, en su país. Una de cada 10 personas acogería a personas refugiadas en su propia casa, porcentaje que se eleva al 46% en China, el 29% en Reino Unido y el 20% en Grecia, pero se queda en un 1% en Rusia e Indonesia. De hecho, son el 17% quienes prohibirían la entrada de refugiados en sus países, tasa que en Rusia llega al 61%.
"El estudio demuestra que la población está dispuesta a dar la bienvenida a los refugiados hasta niveles asombrosos. Asimismo, demuestra que el discurso político en contra de los refugiados no se corresponde con la opinión pública", destaca Amnistía Internacional, para cuyo secretario general, Salil Shetty, "los números hablan por sí solos".
Sobre el acceso al asilo, el 73% de los encuestados aceptan que las personas que huyen de la guerra o la persecución deben poder refugiarse en otros países. En España la cifra llega al 93 por ciento, sólo por detrás del 94% de Alemania. Le siguen Canadá (87%), Argentina (85%), Australia (84%) y Reino Unido (84%). El menor índice de aceptación se encuentra en Tailandia (27%), Turquía (47%) y Rusia (53%).
En cuanto al papel de los Gobiernos, el 66% opina que sus gobiernos deberían hacer más para ayudar a los refugiados, afirmación con la que en España están de acuerdo el 82% de los encuestados y absolutamente de acuerdo un 61%, la tasa de máxima aceptación más alta de todos los países sondeados. Son los hombres y las personas con mayores ingresos quienes están más de acuerdo con que el Gobierno debe hacer más.
"Aparentemente, la población está más comprometida con los principios consagrados en el derecho internacional que muchos de sus gobiernos, que, cada vez con mayor frecuencia, incumplen o ignoran compromisos que se han mantenido durante 65 años", ha señalado Shetty.
En su opinión, los Gobiernos "deben tomar buena nota de estos resultados, que reflejan con claridad que la inmensa mayoría de la gente está más que dispuesta a acoger refugiados en sus países." "No pueden permitir que su respuesta a la crisis de refugiados esté supeditada a los titulares. Con demasiada frecuencia recurren a la retórica xenófoba contra los refugiados en busca de altos índices de aprobación. Esta encuesta parece indicar que no escuchan a la mayoría", afirma.