Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 68% de los españoles conduce de forma más responsable cuando tiene hijos, según un estudio

Convertirse en padres y viajar con niños es uno de los motivos que más incide en la hora de conducir, según un estudio elaborado por Direct Seguros, del que se desprende que el 68 por ciento de los españoles admite ser mejor conductor cuando viaja con menores.
Por sexos, un 58 por ciento de los hombres admite modificar más sus hábitos al volante cuando utiliza el coche con sus hijos, mientras las mujeres admiten volverse más cautas en un 38 por ciento de los casos.
En cuanto a las costumbres modificadas, el 52 por ciento de los encuestados asegura que conduce más despacio y en un 54 por ciento de los casos admiten reducir las maniobras de adelantamiento. Además, el 56 por ciento de los participantes destaca que presta más atención a la carretera cuando viaja con sus hijos y un 54 por ciento señala que no se salta semáforos en ámbar o rojo.
La utilización de dispositivos electrónicos y gadgets en el coche es uno de los motivos que más despistes y accidentes provoca. Por ese motivo, este es otro de los factores que más se modifica cuando los conductores viajan con sus hijos: el 52 por ciento señala que utiliza menos dispositivos móviles, GPS o la radio. Además, el 40 por ciento reconoce que viajar con niños es más seguro que hacerlo con adultos pero uno de cada tres destaca que también puede resultar más peligroso por el estrés y los despistes que pueden generar los menores.
Por sexos, los padres consideran en un 34 por ciento de los casos que conducir con sus hijos es más seguro porque aumentan la precaución mientras que para las madres el porcentaje desciende al 22 por ciento.
Además de la forma de conducir, el tipo de vehículo también resulta muy importante a la hora de tener una conducción más responsable y confortable. En este sentido, el 63 por ciento de los encuestados señala que ha cambiado o cambiaría su coche después de tener un hijo. De hecho, el 27 por ciento opta por un modelo más grande y el 21 por ciento por vehículos que incorporen prestaciones específicas para familias, como el sistema ISOFIX.