Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete de cada diez españoles consideran que la exposición constante al ruido afecta a su sentido auditivo

El 70 por ciento de los españoles considera que la exposición al ruido de un modo constante está afectando a su sentido auditivo, aunque el 55 por ciento no sabe que muchos de los ruidos a los que están expuestos diariamente superan los niveles permitidos dentro de la legalidad del país, según datos de un estudio de Oi2, realizado entre más de 800 ciudadanos de entre 18 y 65 años, con motivo del Día Internacional del Ruido.
En este sentido, el 96 por ciento de los españoles cree que España es un país ruidoso, mientras que el 70 por ciento de los mismos consideran que la media de ruido española supera a la de otros países y sólo un 4 por ciento opina que España no es un país "especialmente ruidoso".
Los encuestados también han determinado que la ciudad más "escandalosa" de España es Madrid (62%), mientras que la segunda del ranking es Barcelona (15%). Las otras 3 ciudades que se encuentran entre las 5 ciudades más ruidosas para las personas que participaron en el estudio son Ibiza, Sevilla y Valencia.
Así, los principales motivos de exceso de ruido en España se deben al poco respeto por los demás (33%) y la falta de una buena legislación al respecto (22%). Los encuestados también creen que los españoles exceden la media de otros países por aspectos culturales como el elevado tono de voz (21%) y al gran número de actividades lúdicas que se realizan en la calle (16%), entre otros motivos (8%).
De esta manera, los expertos de Oi2 han recomendado seguir los consejos para proteger la audición y acudir al especialista periódicamente para realizarse una revisión auditiva como medida de prevención, dado que no siempre es posible evitar la exposición al ruido en la ciudad.