Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi la mitad de los españoles está expuesto al humo del tabaco en terrazas de bares, en ocasiones de forma ilegal

Sólo uno de cada tres cree que las cajetillas genéricas ayuden a dejar de fumar
Casi la mitad de la población española dice estar expuesta al humo del tabaco en terrazas de bares o restaurantes a pesar de que no siempre es legal fumar en ellas, según una encuesta de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SemFYC), que denuncia que muchos establecimientos y fumadores están incumpliendo la Ley antitabaco en este aspecto.
"Se está produciendo un incumplimiento flagrante de la Ley en estos casos", ha aseverado el presidente de esta sociedad científica, Josep Basora, durante la presentación de los datos de una encuesta a más de 9.000 participantes con motivo de la XVII Semana Sin Humo que arranca este lunes y se celebra hasta el próximo 31 de mayo, coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco.
En concreto, y preguntados por la exposición ambiental al humo del tabaco, hasta un 42 por ciento de los encuestados dice ser víctima del tabaquismo pasivo en terrazas. Algo que, según la última reforma que entró en vigor hace 5 años, sólo es legal siempre que las terrazas no estén cubiertas lateralmente por más de dos paredes, muros o parámetros.
Los médicos de familia denuncian que la norma "se cumple razonablemente en muchos aspectos pero no en éste" y citan un reciente estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), presentado el año pasado, que establecía que el 87 por ciento de bares y restaurantes con terrazas incumplía la normativa de algún modo.
La encuesta también muestra como hasta un 14 por ciento de los participantes están expuestos al tabaco en casa, un 12 por ciento en el interior de bares y restaurantes y hasta un 6 por ciento en su entorno de trabajo, algo que quedó prohibido con la primera Ley antitabaco, que entró en vigor en 2006.
Un dato que, al igual que en el tabaquismo pasivo en bares y restaurantes, muestra como también están fallando las inspecciones para garantizar el cumplimiento de la norma, ha añadido Basora.
Pese a este aspecto, el presidente de SemFYC considera que la Ley antitabaco fue una "buena medida" ya que en 10 años España ha pasado de tener un 30 a un 24 por ciento de población fumadora, si bien cree que todavía hay "margen de mejora" para reducir el tabaquismo.
EMPAQUETADO GENÉRICO ¿EFICAZ PARA DEJAR DE FUMAR?
Una de las medidas que todos los expertos apuntan como más eficaces, como es el empaquetado genérico del tabaco, no es percibida como muy eficaz por la población española, según los datos de la encuesta, de la que sólo el 18 por ciento de los participantes son fumadores.
En concreto, sólo uno de cada tres encuestados (34,6%) cree que las cajetillas de tabaco sin marcas ayudarían a dejar de fumar, mientras que un 38,1 por ciento tiene dudas y hasta un 26,3 por ciento no considera que ayude.
Uno de los coordinadores de la Semana Sin Humo, César Minué, considera que si el empaquetado genérico no cuenta con mucho apoyo es porque "todavía no se ha puesto en marcha" y recuerda que en Australia, desde su entrada en vigor en 2012, ha contribuido a reducir el porcentaje de fumadores del 15 al 10 por ciento.
Para los encuestados, la medida más efectiva para combatir el tabaquismo es una subida de impuestos y precio del tabaco (53%), seguida de la financiación de los tratamientos (33%). De hecho, el 65 por ciento de los fumadores encuestados asegura que intentaría dejar de fumar si el tratamiento de deshabituación estuviera financiado por la sanidad pública.