Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los médicos españoles y latino-iberoamericanos muestran al Papa su compromiso de atender a todos los pacientes

El doctor Juan José Rodríguez Sendín, en nombre del Consejo General de Colegios de Médicos de España (CGCOM), del Foro de la Profesión Médica Española (FPME) y de la Confederación Latino-iberoamericana de Organizaciones Médicas (CONFEMEL) le ha hecho entrega al Papa Francisco, en una audiencia mantenida este miércoles, de la 'Carta de Identidad y Principios de la Profesión Médica Latino-Iberoamericana', en la que le muestran su compromiso de atender a todos los pacientes.
La misiva ha sido aprobada recientemente por las 43 organizaciones médicas, pertenecientes a 21 países, integradas en la Confederación Médica Latino-Iberoamericana. En ella, los profesionales se comprometen a atender, "sin discriminación de ninguna naturaleza", a las necesidades de salud de los pacientes en todos sus determinantes biológicos, psicológicos, espirituales y sociales, con los valores de la mejor ética médica, el humanismo asistencial y las competencias profesionales más apropiadas.
Asimismo, en el discurso pronunciado por Rodríguez Sendín ante el Pontífice ha alabado su magisterio porque estimula a seguir su camino de compasión y de perdón y, a la vez, de denuncia contra las "profundas injusticias" del mundo y de la sociedad actual.
DENUNCIAN LA SITUACIÓN DE LOS REFUGIADOS
Del mismo modo, ha mostrado su "firme repulsa" a las "profundas injusticias" del mundo y de la sociedad actual y ha remarcado los efectos de la pobreza sobre la salud y otras situaciones derivadas de la misma como el hambre, sed, insalubridad, explotación laboral, que incrementan el sufrimiento y pueden, incluso, conducir a la muerte.
Dicho esto, ha denunciado la situación de los refugiados, a la que ha calificado como "atentado a los derechos humanos" y, además, se ha referido a la dolorosa realidad del tráfico de seres humanos y de órganos y lamentó que en estos actos delictivos intervengan también personas con título de médicos.
Del mismo modo, en su discurso, Rodríguez Sendín ha mencionado temas como la violencia de género, la ética médica, el respeto al medio ambiente, la desnutrición, el acceso a medicamentos y vacunas. Finalmente, ha solicitado un modelo económico y social "más justo" con los necesitados.