Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi la mitad de los españoles no va al médico cuando tienen acidez, náuseas, sensación de plenitud o dolor abdominal

El 40 por ciento de la población española no va al médico cuando tiene acidez, náuseas, sensación de plenitud o dolor abdominal, a pesar de que un 30 por ciento reconoce que sufre problemas de estómago, según ha mostrado una encuesta realizada por Allergan con el objetivo de profundizar en el nivel de conocimiento de la población española sobre el 'Helicobacter pylori'.
Se trata de una bacteria de forma espiral que se encuentra en el estómago y el duodeno, y que es la responsable de la aparición de estos síntomas. En España se calcula que la bacteria está presente en el 50 por ciento de la población, aunque sólo provoca enfermedad en un pequeño porcentaje de estas personas.
Ahora bien, según el trabajo, el 74 por ciento de los españoles nunca ha oído hablar del 'Helicobacter pylori', y entre aquellos que lo han hecho, una tercera parte no sabe que se trata de una bacteria. De hecho, sólo el 10 por ciento de los españoles asocia esta bacteria a enfermedades gástricas graves.
"Ante la presencia de molestias hay que acudir al médico de Atención Primaria, porque hay pacientes que se automedican de forma regular, y eso tiene dos riesgos: por un lado, que pasen desapercibidas enfermedades graves que, diagnosticadas a tiempo, pueden tener tratamiento. Por otro, si no se diagnostica la enfermedad ni se pone tratamiento, hace que se perpetúe en el tiempo y merma la calidad de vida de los pacientes", ha comentado el médico especialista de Aparato Digestivo en el Hospital de la Princesa de Madrid, Javier Pérez Gisbert.
En este sentido, el jefe de servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, Enrique Domínguez-Muñoz, ha avisado de que muchas personas buscan remedios caseros o se automediquen cuando sufren ardor, dolor de estómago, sensación de digestiones lentas o hinchazón. Un abordaje que, a su juicio, "no es correcto" si antes no se ha diagnosticado correctamente o, al menos, se ha descartado una enfermedad relevante. "Esto es especialmente importante en pacientes con síntomas o signos considerados de alarma, como pérdida de peso, vómitos repetidos o anemia", ha recalcado.
DIAGNÓSTICO A TRAVÉS DE 'TESTS' NO INVASIVOS
Habitualmente el diagnóstico de la infección por 'Helicobacter pylori' se realiza mediante 'tests' no invasivos, como un test de aliento que emplea una sustancia específica para detectar esta infección o la cuantificación de proteínas del germen en una pequeña muestra de heces.
"Una vez determinada su existencia, existen tratamientos que, si son cumplidos por parte del paciente siguiendo las indicaciones de su médico, erradican la bacteria. Es fundamental que el paciente consulte con su médico de atención primaria antes de tomar cualquier decisión", ha apostillado el doctor Domínguez-Muñoz.
Finalmente, los expertos han informado de que el desarrollo, o no, de alguna enfermedad gástrica cuando se tiene la bacteria depende de la predisposición genética, lo agresiva que sea la bacteria, así como de factores ambientales como el tabaco.