Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los obispos españoles, "perplejos" ante la situación política, piden a los partidos que hablen para llegar a acuerdo

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal Ricardo Blázquez, ha mostrado la "perplejidad" de los obispos ante la actual situación política, y ha deseado que "todas" las formaciones se reúnan para hablar y lleguen a un acuerdo.
"Yo no conozco qué negociaciones ni qué interrogaciones, ni cómo van. Yo solo expreso un deseo como obispo y ciudadano: que busquen entre todos honradamente de qué forma podemos salir de esta situación que a todos nos tiene con gran perplejidad, que busquen entre todos", ha subrayado.
En este sentido ha rechazado que algunos líderes políticos no quieran sentarse a dialogar con otros. "Evidentemente, no pueden buscar entre todos si no se reúnen y no hablan", ha rematado.
Sobre un posible gobierno de coalición entre PSOE y Podemos, Blázquez ha explicado que no tiene una bola de cristal para descifrar el futuro pero ha reconocido que la situación actual les llena "de inquietud y perplejidad" y que "afecta profundamente a todos, como ciudadanos, cada uno con su responsabilidad específica".
"Yo pido que se encuentren, que hablen, que proyecten, que nos viene muy bien que entre todos vayan diseñando en esta situación crucial nuestro futuro", ha reclamado a los líderes que tienen en su mano la formación de gobierno.
Así lo ha pedido el cardenal Blázquez al término de la presentación del libro 'Memorias con esperanza' (Encuentro), del cardenal Fernando Sebastián, que ha tenido lugar este viernes en la Fundación Pablo VI, en Madrid.
Durante su intervención, el cardenal Sebastián ha insistido en esa "perplejidad" que les causa la situación que vive España desde las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, con un gobierno en funciones y tras la decisión del Rey Felipe VI de proponer a Pedro Sánchez para la investidura.
"No me quiero meter en cuestiones de ahora", ha precisado. Si bien, ha añadido que andan "bastante perplejos". Además, en referencia a sus memorias, ha contado que él se puso "dos líneas rojas" y que las ha intentado cumplir, a diferencia de los políticos. "Me puse, como dicen ahora, dos líneas rojas que espero haber respetado mejor que otros", ha concretado.
Por otra parte, en relación con uno de los acontecimientos que han marcado su vida, el Concilio Vaticano II, Sebastián ha advertido de que en España, el tránsito de una Iglesia masiva apoyada en el poder político e incluso "dominada por él", donde "gana más el trono que el altar", a una Iglesia "de fermento, con vigor, que interpela, ilumina y orienta", como la "del Papa Francisco", aún "no está realizado del todo".