Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lista de espera quirúrgica aumenta hasta los 10.956 pacientes pero baja "más de un mes" el tiempo medio

El Plan Integral de Reducción de las Listas de Espera será sometido a participación en septiembre
La lista de espera quirúrgica ha aumentado en un año en Cantabria en 575 personas, un 5,5 por ciento, según la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, como consecuencia de la decisión de poner fin a las derivaciones forzosas de pacientes a centros sanitarios de fuera de la comunidad autónoma. Al mismo tiempo, se ha reducido en más de un mes el tiempo medio de espera para ser sometido a una intervención quirúrgica.
Estos datos se recogen en el último informe sobre listas de espera difundido este viernes por la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, que refleja que, a 30 de junio de este año, 10.956 personas esperaban una operación, con una demora media de 114,4 días, 30,2 días menos que un año antes, lo que significa que el tiempo medio que el paciente se ve obligado a esperar se ha reducido en un 21 por ciento respecto a junio de 2011.
La demora media ha bajado en la mayoría de las especialidades computadas, especialmente en todas aquellas que soportan más demoras: traumatología, de 164,55 a 135,66 días; cirugía general y digestivo, de 121,99 a 111,29; ginecología, de 139,17 a 91,59; cirugía infantil, de 223,64 a 130,34; plástica, de 406,37 a 214,76; máxilofacial de 150,83 a 64,39, y otorrinolaringología, de 141,61 a 102,75.
Por hospitales, en Valdecilla el número de pacientes en lista de espera quirúrgica ha sufrido un incremento "apenas irrelevante", de 28 personas, hasta los 5.640 pacientes, y una significativa reducción de 34 días en la demora media quirúrgica que, a finales del pasado mes de junio, se situó en los 108,97 días. En Sierrallana, el número de pacientes se ha incrementado en 376, hasta 3.329, si bien la demora media quirúrgica se ha reducido en un 9% hasta los 126,6 días.
El número de pacientes en lista de espera quirúrgica en el Hospital de Laredo se ha incrementado en 171, hasta 1.987 en junio de 2012, habiendo caído la espera media en un 31%, hasta los 109,5 días, lo que supone una reducción de 49 días de demora media respecto a junio de 2011.
Desde la Consejería de Sanidad destacan en un comunicado de prensa que durante el último año, se ha logrado un "descenso extraordinario", de un 78%, en el número de pacientes que esperan más de un año para ser intervenidos, que han pasado de 1.085 en junio de 2011 a 233, con una reducción de 852 pacientes al finalizar junio de 2012.
Este dato, junto con la "completa resolución" de todos los casos existentes de pacientes con demoras superiores a los 18 meses, "resulta clave desde el punto de vista cualitativo". En idéntico sentido, el número de pacientes con espera superior a los seis meses también ha disminuido en 416 pacientes, de los 2.660 en junio de 2011 a los 2.244 en junio de 2012.
De los 233 pacientes con esperas superiores al año, 131 corresponden al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en las especialidades de cirugía general y digestivo, plástica y trauma; y 102 en el Hospital Sierrallana en la especialidad de trauma. En Laredo no hay pacientes con una espera estructural superior a los 12 meses cuando en junio de 2011 había 205 pacientes con demora máxima superior al año distribuidos por todas las especialidades excepto cirugía general.
LECTURA POSITIVA EN "EL PEOR CONTEXTO POSIBLE"
La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha hecho una lectura "muy positiva" de estos datos, teniendo en cuenta que, en el actual contexto, a los factores que habitualmente intervienen en el incremento de la demanda, hay que añadir "el severo y creciente impacto de la crisis económica y social que concentra la demanda ciudadana en los servicios sanitarios públicos".
"Los resultados enunciados --ha dicho la consejera-- consolidan el vuelco producido el pasado mes de diciembre y lo hacen en el peor contexto posible. Estamos obligados a perseverar porque vamos en la dirección correcta y buena prueba de ello es que tras años doblando los tiempos de demora del SNS, en el último año hemos conseguido acercarnos a la demora media nacional que, al contrario de lo ocurrido en nuestra Comunidad, se ha incrementado hasta los 73 días".
Sáenz de Buruaga ha destacado como un hecho de "extraordinaria trascendencia" la evolución del número de pacientes en lista de espera quirúrgica que, "lejos de lo que parece, ha disminuido". Y es que, según subraya, se trata de la primera vez que estos resultados se consiguen sin acudir a derivaciones de pacientes a centros privados fuera de la comunidad autónoma que se producían en virtud de los planes de choque puestos en marcha desde 2006.
Los pacientes que optaban por ser operados en la comunidad autónoma y rechazaban esa intervención en centro alternativo caían oficialmente de la lista de espera estructural a pesar de seguir esperando su intervención, explica la Consejería en un comunicado de prensa.
A título de ejemplo, explica que durante el primer semestre de 2011 fueron llamados 3.057 pacientes para su derivación a centros concertados de los que 912 rechazaron esta derivación, lo que significa casi 1.000 pacientes que, de este modo, eran apeados de la contabilidad oficial.
El hecho de poner fin a las derivaciones forzosas de pacientes fuera del sistema autonómico de salud -ha explicado la consejera de Sanidad- "elimina inmediatamente la posibilidad de descolgar a un paciente de la lista de espera estructural y de maquillar la estadística", al tiempo que incrementa de forma automática la demanda a satisfacer con recursos propios.
"BLANQUEO DE PACIENTES"
"Se ha producido un blanqueo de pacientes y se ha constatado una notable mejora en la capacidad de respuesta del sistema. Ésta es la primera vez que están todos los que son o, dicho de otro modo, que las listas de espera responden a la realidad", afirma la consejera.
Según Sáenz de Buruaga, lejos de aumentar las derivaciones hacia la red concertada de Cantabria --que han ascendido a 501 durante los seis primeros meses y que han quedado suspendidas a consecuencia de la ampliación de la jornada del personal del SCS-- los resultados del primer semestre del año son consecuencia de la mejora del rendimiento quirúrgico que se ha incrementado en dos puntos, hasta el 70,2% en el último año; de la optimización de la actividad propia y de la implicación de las direcciones médicas, equipos quirúrgicos y profesionales tanto en la mejor coordinación de la actividad, como en la identificación y resolución de los pacientes con mayores tiempos de espera.
El siguiente paso de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales será la puesta en marcha del Plan Integral de Listas de Espera que, habiendo finalizado su fase de redacción técnica, en el mes de septiembre será presentado y sometido a participación y propuestas de mejora del sector.
CONSULTAS EXTERNAS Y PRUEBAS DIAGNÓSTICAS
A 30 de junio de 2012, se incluyen en lista de espera estructural 32.779 consultas, lo que significa 6.044 consultas menos que en la misma fecha de 2011, con un descenso de un 15,6% en el último año. El tiempo medio de espera ha descendido en 1,16 días respecto a 30 de junio de 2011, siendo de 56,17 días, mientras que se ha registrado un descenso de un 15% en el número de consultas con demoras superiores a los 60 días en el último año.
Igualmente, el número de pacientes incluidos en listas de espera estructural para la realización de una prueba diagnóstica a 30 de junio de 2012 es de 14.620, 890 pacientes menos (-6%) que en junio de 2011.