Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Le estalla un petardo en la boca por una apuesta, que al final ganó

Ganó la apuesta pero es casi seguro que Miguel Ángel S.F. se arrepiente de tal hazaña, porque al final el petardo le estalló en la boca, y lleva ingresado ya parte de las Navidades. Sus amigos y él salieron de un cotillón el día de nochevieja, con la intención de finalizar la noche con la misma diversión que había empezado.
Su idea fue apostar, en concreto, para ver quién duraba más con un petardo encendido en la boca. Ganó Miguel Ángel, de 24 años de edad y vecino de Trigueros (Huelva), y por lo que parece con experiencia en dichas apuestas, porque, según los testigos, no era la primera vez que lo hacía. Ganó, porque lo mantuvo en la boca hasta que le estalló.
La explosión del petardo, del tamaño de un pulgar, le afectó sobre todo a la zona máxilofacial, incluyendo labios, dientes y parte de la lengua. El joven fue trasladado de urgencia al hospital Juan Ramón Jiménez, y desde allí, una vez estabilizado, al hospital Virgen del Rocío, en Sevilla, donde un cirujano plástico le operó durante 10 horas.
Según sus familiares el resultado de la operación ha sido un éxito, ya que en el rostro de Miguel Ángel tan sólo se aprecia una cicatriz en el labio inferior. El joven evoluciona favorablemente.