Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se estudia una posible erupción volcánica al norte de El Hierro

El Comité Director del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico (Pevolca), reunido este lunes en El Hierro, ha confirmado un cambio en la sismicidad al norte de la isla que esta siendo valorada para "establecer si hay posibilidad o no de una erupción en esa zona".
En este sentido, el grupo de trabajo del Comité Científico reunido este lunes --en el que participaron representantes del Involcan, IGN, CSIC e IEO-- se ha referido a una sismicidad que se produce a 20-26 kilómetros de profundidad, asociada a un posible mecanismo de realimentación magmática del proceso eruptivo en curso.
Asimismo, establecen otro escenario a 10-15 kilómetros que sí podría valorarse como precursor de una nueva erupción. De todas formas, todavía es pronto para hacer una previsión, dado que la aceleración de la sismicidad a esa profundidad, más somera, no está produciendo un incremento de la deformación. La deformación tendría que aportar en los próximos días evidencias que permitieran asegurar que se produciría una nuevo foco de emisión en el norte, apuntan los expertos.
Por su parte, se espera que los resultados de los análisis de Helio, realizados por parte del Involcan, puedan dar mayor información. Cabe recordar que un mes antes de la erupción de La Restinga se dio un incremento significativo de este gas.
El proceso eruptivo del sur sigue desarrollándose con normalidad, tal y como indican la señal de tremor registrada y los datos recogidos por el buque Ramón Margalef, del IEO, que creen haber apreciado un hundimiento del edificio volcánico con los datos obtenidos con la sonda acústica. Dada la turbidez del agua, no es probable que el buque pueda tomar imágenes de vídeo de la erupción submarina.