Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 32.000 estudiantes catalanes inician este martes los exámentes de Selectividad

El CIC recuerda que las universidades catalanas mantendrán el sistema en 2017
Un total de 32.224 estudiantes empezarán este martes las pruebas de acceso a la universidad (PAU) que tendrán lugar, en horario de mañana y tarde, hasta este jueves, según datos de la Secretaría de Universidades e Investigación de la Generalitat.
Del total de matriculados, 26.161 corresponden a estudiantes con matrícula ordinaria que han acabado este curso escolar el Bachillerato, 2.672 son estudiantes con matrícula libre --procedentes de Bachillerato de otros años o sin PAU--, y 2.814 proceden de ciclos formativos de grado superior que se examinan de alguna asignatura en la fase específica.
Este martes será el turno de las Lenguas castellana y catalana y literatura, el Análisis musical, la Economía de la empresa, Química, mientras que el miércoles se harán las evaluaciones de Historia, Historia de la filosofía, Ciencias de la tierra, Diseño, Matemáticas Aplicadas, Lengua extranjera e Historia del arte.
El jueves se sucederán los exámenes de Geografía, Física, Dibujo artístico, Latín, Matemáticas, Biología, Cultura audiovisual, Griego, Literatura catalana y Tecnología Industrial.
Habrá 152 tribunales ubicados en sedes universitarias y algunos centros de Secundaria, distribuidos en 18 poblaciones: Barcelona, Vic, Bellaterra, Sabadell, Igualada, Manresa, Vilanova i la Geltrú, Castelldefels, Mataró, Canet de Mar (Barcelona), Girona, Olot, Figueres (Girona), Lleida, La Seu d'Urgell (Lleida), Tarragona, Reus y Tortosa (Tarragona).
La secretaria general del Consejo Interuniversitario de Catalunya (CIC), Mercè Jou, remarcó el viernes que de cara a 2017 el acuerdo vigente en el sistema universitario catalán es de "continuidad" y de mantener el sistema vigente este año", pese a que el Ministerio de Educación quiere implantar la nueva 'reválida'.
Jou aseguró que de cara a 2018 el CIC quiere renovar las PAU manteniendo su vínculo con el proceso de preinscripción que es el que asegura "ordenar a los estudiantes de manera global y anónima hecho que contribuye a darle prestigio, ya que es un modelo que garantiza el acceso en igualdad de condiciones".
EXÁMENES
Las PAU se dividen en dos fases: la fase original, que es obligatoria y consta de un total de cinco exámenes, y la fase específica, que es voluntaria para todos los perfiles de estudiantes.
En la fase general, los alumnos se examinan de cuatro materias comunes --Llengua catalana y literatura, Lengua castellana y literatura, Lengua extranjera, Historia o Historia de la filosofía-- y una materia de modalidad.
Los alumnos que obtengan un 5 de media entre la nota de Bachillerato --que tiene un valor de 60%-- y la cualificación obtenida en la fase general de las PAU --un 40%, si la calificación de esta fase es como mínimo de 4-- habrán superado las PAU y, por tanto, tendrán acceso a la universidad.
En la fase específica, que pueden hacer tanto los alumnos de Bachillerato como los procedentes de ciclos formativos de grado superior, los alumnos pueden examinarse de hasta tres materias de modalidad.
Con las dos mejores calificaciones, una vez ponderadas, obtenidas en materias vinculadas a los estudios que se quieren cursar, se calcula la nota de admisión hasta los 14 puntos.
Por primera vez, el tribunal ordinario específico (TOE), en el que se examina el alumnado que en Bachillerato ha seguido un plan individualizado vinculado al trastorno de aprendizaje de dislexia, se habilitará en sedes descentralizadas para acoger a un total de 324 alumnos.
Coincidiendo con las PAU, 1.070 alumnos procedentes de matrícula libre --Bachillerato anterior a 2016-- y de grados formativos de grado superior realizarán la prueba de aptitud personal --una prueba de Lengua catalana y otra de castellana-- para acceder a los grados en Educación Infantil y Primaria.