Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi cuatro de cada diez estudiantes creen que estudiar un master "está al alcance de pocos", según un estudio

Casi cuatro de cada diez estudiantes (el 38,8 por ciento) creen que estudiar un master después de terminar los estudios universitarios es una opción que "está solo al alcance de unos pocos", según el estudio 'Busco mi parecido' realizado por la escuela de negocios ESCP Europe con motivo de la campaña de marketing con el mismo nombre que están llevando a cabo.
Pese a las "limitaciones" que destacan los universitarios encuestados (cerca de 300), señalan vivirlas con "cierta neutralidad" debido a que creen que complementar los estudios con un master "es una opción como otra cualquiera".
Así, uno de cada tres (33 por ciento) considera que la mayor parte de quienes eligen estudiar un master "lo hacen más por figurar y tener un historial académico vistoso que por completar realmente su formación" y uno de cada diez cree directamente que "la vida laboral no se aprende en las aulas sino cayéndose y levantándose".
Por el contrario, casi la mitad de los estudiantes (el 44 por ciento) opina que los cursos de posgrado son "el mejor preámbulo para la vida de empresa a la que aspiran" debido a la implicación, responsabilidad y constancia que conlleva realizarlos.
Junto con el esfuerzo que supone cursarlos, los estudiantes valoran también la posibilidad de "interactuar con alumnos internacionales" por estimar que les enriquecerá en lo personal y laboral haciéndoles "ver el mundo de otra manera".
Aún así, el 61 por ciento de quienes cursan estudios universitarios han llamado la atención sobre el "problema" que, a su juicio, puede suponer la sobrecualificación a la hora de buscar un puesto de trabajo.
Sin embargo, el 39 por ciento de ellos desecha la idea de que la solución pase necesariamente por "rebajar la formación en el curriculum" y creen que es algo que "depende más de del puesto al que se opte o del tipo de trabajo a desempeñar".