Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 6.000 estudiantes participan en una manifestación contra Bolonia en Barcelona

Unos 6.000 universitarios han participado hoy en Barcelona en una manifestación contra el proceso de Bolonia, que ha finalizado en el campus de la Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), donde unos dos mil jóvenes han tomado el patio interior con el propósito de mantener un encierro.
Un portavoz de la Coordinadora de la Asamblea de Estudiantes (CAE) ha explicado a Efe que la intención es ocupar este recinto, al menos hasta el próximo fin de semana, para celebrar allí debates sobre el futuro de la universidad y el calendario de movilizaciones en contra de Bolonia.
Al ritmo de consignas como "fuera las empresas de la universidad" y de apelaciones a la "guerra social", la manifestación ha arrancado unos veinte minutos después de las 12.00 horas de la plaza Universitat y en su momento más álgido ha aglutinado a seis mil estudiantes, según fuentes de la Guardia Urbana.
La CAE ha calculado en 15.000 los estudiantes que han participado en la manifestación, con la que se pretende denunciar que el EEES (Espacio Europeo de Educación Superior) aboca al sistema universitario español a un proceso "mercantilista" de la educación superior, que ataca el concepto de servicio público.
Al llegar al campus de la UPF, situado en la calle Ramon Trias Fargas, junto al Zoo de la ciudad, la cabecera de la manifestación, con unos dos mil estudiantes, han entrado hasta el patio interior donde se ha leído un manifiesto contrario a la implantación del EEES.
La intención de los manifestantes de quedarse allí ha sido evidente cuando, pasadas las 14.00 horas, han empezado a llegar al campus de la Ciutadella carros con kilos de pasta lista para alimentar a decenas de jóvenes.
La división de los estudiantes ante el EEES se ha puesto de nuevo en evidencia cuando la estrepitosa entrada de los "antiBolonia" en el campus ha sido acogida con total impavidez por los estudiantes de la UPF que se encontraban en este espacio.
Los "antiBolonia" ya intentaron hace un mes encerrarse en el campus de la Comunicación de la UPF, situado en Poblenou, aunque en aquella ocasión el rector, Josep Joan Moreso, solicitó la presencia de los Mossos d'Esquadra para que los desalojaran, lo que previsiblemente podría ocurrir también esta noche, cuando se invite a los estudiantes a abandonar el campus de la Ciutadella.
Coincidiendo con la jornada de huelga en la universidad y la manifestación convocada por las organizaciones estudiantiles antiBolonia, los dos últimos días los estudiantes han ocupado espacios de la facultad de Ciencias y de la Comunicación de la UAB y del campus del Raval de la UB.
Durante el recorrido de la manifestación, algunos encapuchados han lanzado globos de pintura contra las fachadas de empresas y establecimientos y otros cinco jóvenes se ha encaramado a un andamio y han colgado un cartel con la imagen del estudiante de la UAB que lleva 18 días en huelga de hambre en protesta por la aplicación de las medidas recogidas para la creación de un espacio único europeo de educación superior.
El seguimiento de la jornada de huelga en las universidades ha sido muy desigual entre los diferentes centros docentes, desde una respuesta más mayoritaria en el campus del Raval de la UB o en las facultades de Ciencias de la Comunicación, Filosofía y Letras y Derecho de la Autónoma (UAB), hasta una repercusión casi nula en la UPF, según han informado fuentes de las diferentes universidades.
La UAB ha señalado que en siete de las quince facultades y escuelas universitarias, las clases se han desarrollado con total normalidad al largo de la mañana, mientras que en las ocho restantes la actividad docente ha sido irregular e incluso nula.
En la Universitat de Girona, hasta el 90% de los estudiantes han parado las clases en la Facultad de Educación y Psicología, o el 85% en Ciencias Económicas y Letras.