Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo estudio puede ayudar a la cría de chinches para el control biológico

Un nuevo estudio que aparece en 'Annals of the Entomological Society of America' puede ayudar a las empresas de cría de chinches y los productores que los utilizan en el campo al examinar la técnica de almacenamiento del depredador 'P. Nigrispinus' para mejorar su cría masiva en condiciones de laboratorio, sin comprometer la calidad de los insectos producidos.
Muchas personas piensan en los chinches como plagas, pero algunos son beneficiosos, como 'Podisus nigrispinus', un depredador que se considera un importante agente de control biológico para diversas plagas de insectos del algodón, la soja, el tomate, el maíz, la col rizada y otros cultivos.
"Nuestro objetivo fue evaluar el efecto de las bajas temperaturas sobre las características biológicas de 'P. Nigrispinus' con el objetivo de optimizar los programas de cría en masa de este potencial agente de control biológico", escribieron los autores.
Según los investigadores, el éxito de almacenamiento de los huevos a una temperatura baja es importante, ya que permite una mayor flexibilidad en el proceso de cría en masa y aumenta la disponibilidad de los insectos para soltarlos en el campo.
Los científicos encontraron que la temperatura óptima para almacenar los huevos de 'P. Nigrispinus' es de 15 grados centígrados y que los huevos pueden guardarse hasta durante 17 días sin provocar alteraciones significativas en la mayoría de las características biológicas analizadas en el estudio.
"Nuestros resultados sugieren que las bajas temperaturas pueden ser utilizadas para almacenar los huevos para la cría en masa de este potencial agente de control biológico", escriben los autores. "Esto permitiría utilizar 'P. Nigrispinus' en grandes versiones que podrían coordinarse con los brotes de plagas en el campo", concluyen los expertos.