Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio alerta de la presencia de bacterias en los grifos de las consultas de los dentistas

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Poitiers en Francia ha alertado de la presencia de bacterias en los grifos de las consultas de los dentistas, lo que provoca que el material que utilizan estos profesionales no esté "completamente limpio".
Y es que, los equipos dentales son particularmente propensos a la contaminación con bacterias, levaduras y otros microbios ya que entran en contacto con la boca de las personas. En este sentido, los expertos analizaron tres tipos de desinfectantes utilizados por algunos dentistas europeos para controlar las biopelículas en las líneas de agua dental: 'Carbenium', 'Oxygenal 6' y 'Sterispray', comprobando que ninguno conseguía eliminar completamente las bacterias.
"Durante los procedimientos dentales, los pacientes y los dentistas pueden estar expuestos a los microorganismos presentes en el agua que circula dentro de las unidades dentales. Las infecciones pueden ocurrir si este agua potencialmente contaminada microbiológicamente, se inhala o si le salpica", ha explicado el autor principal, Damien Costa.
CULTIVO EN EL LABORATORIO
Asimismo, los investigadores cultivaron en los laboratorio los depósitos de bacterias que quedan en los grifos de las consultas dentales, comprobando que contenían varios microbios diferentes: la bacteria 'Pseudomonas aeruginosa', que pueden causar neumonía y shock séptico; la 'Candida albicans hongo', que también pueden causar infecciones superficiales y graves; y las amebas de vida libre 'Vermamoeba' y 'vermiformis'.
Los tres desinfectantes fueron especialmente activos contra el hongo, pero ninguno de ellos eran completamente eficaz en la limpieza de toda la biopelícula. "Desafortunadamente, nuestros resultados mostraron que ninguno de los tres desinfectantes de uso común son totalmente eficaces. Lo más preocupante es que ninguno de los desinfectantes podría matar a las amebas, lo que significa que son un peligro para los pacientes y los dentistas, incluso después de las tuberías de agua han sido esterilizados", han zanjado.