Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo evitar los hongos y los papilomas en verano

Andar descalzos, una de las prácticas de riesgo en verano. Foto: Gtrestelecinco.es
Uno de los problemas que más afectan a la dermis en verano son las infecciones por papilomas u hongos.
Los papilomas son verrugas vulgares o pequeños tumores producidos por la infección de un papiloma-virus que se contamina "porque se anda descalzo, por la que mejor forma para evitarlos es andar con zapatillas, ya que así se evitan los traumatismos que ocasionan este contagio", asegura Herrera y añade que "si no se anda descalzo, difícilmente se van a tener papilomas en las plantas de los pies".
Por su parte, los hongos "también se contaminan cuando se anda sin zapatos o cuando se usan sandalias en medios húmedos donde hay colonias importantes de hongos".
Para no sufrir esta infección, "es muy importante secarse bien los pies en zonas comunes como piscinas y gimnasios así como después de la ducha o de hacer ejercicio físico", detalla el dermatólogo quien asegura que "hay personas que son más sensibles que otras a la contracción de hongos y papilomas, por lo que en el momento en el que se crea que se ha producido esta contaminación se recomienda utilizar inmediatamente, al mínimo picor o síntoma de descamación, un antimicótico".