Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ex novio de Marta se vuelve a autoinculpar

Miguel ha ratificado que su hermano mayor, de 40 años, no estuvo en ningún momento en el piso la noche de la muerte. 
En una comparecencia de cuarenta minutos ante el juez de instrucción número 4 de Sevilla, el menor Javier G.M. ha afirmado que todo lo declarado hasta ahora es mentira, y que la noche del crimen, estuvo en un botellón.
Al tiempo, ha desmentido explícitamente haber estado en el piso de la calle León XIII de Sevilla donde murió Marta y haber colaborado en tirar el cuerpo al Guadalquivir, y ha afirmado que "se inventó" todo según lo que había oído en televisión, por amenazas de la Policía.
Amenazas policiales
La retractación de Javier se une a la realizada por Samuel B.P. ante el juez el pasado 17 de febrero, cuando desmintió su confesión ante la Policía y la justificó por las amenazas recibidas. A la vez pidió ser sometido a un examen forense por los hematomas que decía presentar en todo el cuerpo.
Hasta ahora, los tres principales acusados habían incurrido en contradicciones sobre aspectos sustanciales de su declaración, como la habitación donde se encontraba el cuerpo de Marta o la forma en que la trasladaron hasta el Guadalquivir.
Este martes también ha declarado como testigo la actual novia del hermano mayor de Miguel, María M., que ha manifestado que la noche de la muerte estuvo estudiando en León XIII desde las 00.30 horas.
El pueblo, con la familia de Marta
Como en la primera ocasión en la que pasaron ante el juez ambos presuntos implicados, varias decenas de personas, se agolparon a las puertas del Juzgado de Guardia para verlos pasar al grito de 'Asesinos'.
Ya desde este lunesr en los aledaños de los juzgados sevillanos se podían ver carteles que llamaban a increparlos, tales como 'Mañana a las 10 de la mañana todo el mundo que pueda en la puerta de los juzgados. Mañana vienen los asesinos de Marta'.
El rastreo continúa
Efectivos del dispositivo de búsqueda rastrean en los restos del último dragado del Guadalquivir realizado antes de que Miguel C.D. confesara que arrojó el cuerpo de la menor al río.
Fuentes de la investigación han explicado que entre el 24 de enero y el 14 de febrero se efectuó un dragado cuando todavía no se sabía ni siquiera que el cuerpo de la menor podría yacer allí.
Los restos de ese dragado fueron depositados en las obras del Metro de Sevilla cercanas al río, concretamente a la altura de las vías que cruzan el Guadalquivir, por lo que dicha arena está siendo analizada por si en su interior se encontrara alguna pista que ayude a la localización de la joven Del Castillo.
Descartan la cadena perpetua
El padre de Marta del Castillo se reunió el pasado 24 de febrero con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para pedir que se llevara a cabo la cadena perpetua contra los presuntos asesinos de su hija.
El propio Zapatero se desmarcó de esta cuestión, algo a lo que se ha sumado el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, quien ha descartado esta medida al considerarla "difícilmente conciliable" con lo dispuesto en la Constitución española. RSO