Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exconcejal del PP investigado, sobre Barberá: "Es dueña de sus silencios y esclava de sus palabras"

El exconcejal del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia Emilio del Toro --que ha comparecido ante el juez como investigado para declarar sobre un presunto blanqueo de capitales-- ha sostenido, preguntado por la "falta de explicaciones" de la exalcaldesa Rita Barberá, que ella es "dueña de sus silencios y esclava de sus palabras". Además ha afirmado que la actitud de la exprimera edil "obedece a su forma de ser y a la prudencia que corresponde en estos casos".
Así lo ha señalado el que fuera concejal de Educación este viernes en una nueva jornada de declaraciones en el Juzgado de Instrucción 18 de Valencia, encargado de la instrucción del 'caso Imelsa' y de la pieza separada en la que se investiga un presunto blanqueo de capitales en el grupo 'popular' en el consistorio valenciano. Además de Del Toro, en esta jornada también han comparecido ante el magistrado el exconcejal Ramón Isidro Sanchís y un investigado del que no se conocen más datos.
Así, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), Del Toro sí ha prestado declaración ante el juez, mientras que el segundo exedil y el investigado citados este viernes se han acogido a su derecho a no declarar. Además, en los tres casos continúan como investigados tras su paso por la Ciudad de la Justicia.
Del Toro ha llegado a la Ciudad de la Justicia de Valencia para prestar declaración ante el juez que instruye la causa alrededor de las 09:20 horas y se ha limitado a decir: "Luego hablamos. Estoy muy tranquilo, Gracias". Posteriormente y tras comparecer ante el juez, ha abandonado las dependencias judiciales a las 10.15 horas por la puerta principal de los juzgados y se ha detenido a dar explicaciones ante los medios de comunicación presentes.
El exedil ha comenzado aludiendo al secreto de sumario que sigue vigente en esta causa y se ha limitado a explicar que sus palabras quedaban "en el sumario" y que no podía "decir nada" sobre si se realizaron o no donaciones en el PP municipal. Tras estas palabras ha sido inquirido por la situación del partido por el que ostentó cargo público, a lo que ha respondido que "no es muy agradable" y "a cualquier militante le perjudica y afecta mucho".
Después, ha sido preguntado por la falta de explicaciones de la exalcaldesa, sobre lo que ha indicado que es "dueña de sus silencios y esclava de sus palabras", que "es libre de decir lo que estime conveniente" y que no puede ponerse "en su lugar". Sobre si Barberá conocía lo que ocurría en el grupo, ha dicho que "como alcaldesa y candidata no sé si sabría o no sabría".
"PRUDENCIA"
Asimismo, ha añadido que Barberá es "responsable de sus actos" y "su actitud obedece a su forma de ser y a la prudencia que corresponde en estos casos". Acerca de si la exprimera edil es responsable de esta situación ha considerado que "para eso está la justicia".
En cuanto a su opinión sobre cómo está actuando el partido, ha defendido que "están siendo ecuánimes" y están "preocupados por la situación".
Inquirido por el momento en el que la formación debe tomar decisiones, ha sostenido que lleva "mucho tiempo desconectado de la política" y se trata de "decisiones que debe tomar cada uno en función de su código ético y de la gravedad". Asimismo, en referencia a si los ediles 'populares' deben dejar su acta ha apostillado: "Es una pregunta para ellos. Yo sé lo que haría pero como no estoy...".
Por último, los redactores presentes también le han preguntado cómo se recupera la credibilidad del PP de Valencia, sobre lo que ha afirmado que se hace "en el día a día, demostrando con hechos y regeneración en profundidad" y ha comentado que "hasta que esto no se aclare no se pueden tomar decisiones".
Tras Del Toro era el turno de otro investigado del que se desconoce su identidad y de Sanchís, que ha llegado y se ha despedido de la Ciudad de la Justicia por la puerta trasera y se ha negado a hacer declaraciones en ambos casos.