Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La existencia de protocolos de prevención lograrían reducir en un 90% las muertes súbitas en deportistas

En la actualidad, existen protocolos que, de implantarse, lograrían reducir en un 90 por ciento los casos de muerte súbita de deportistas en la población, como es el caso de un 'Screening Preparticipación Deportiva', que detecta la mayoría de anomalías cardiacas hereditarias y congénitas.
La evidencia científica sugiere que el 'Screening de Preparticipación Deportiva' identifica a los portadores de enfermedades potencialmente letales, mucho más frecuente en aquellos que no son considerados atletas, amateurs y deportistas recreacionales.
"Los jóvenes identificados como portadores de determinadas anomalías cardiovasculares como la miocardiopatía hipertrófica o el síndrome de Brugada son aconsejados sobre el estilo de vida, y se establecen medidas que consideramos necesarias como la medicación, cirugía o, en algunas ocasiones, exclusión del deporte de competición", ha señalado el cardiólogo de la Clínica Corachan de Barcelona, Jordi Trias de Bes.
Hay que tener en cuenta que la práctica deportiva regular multiplica por tres el riesgo de muerte súbita cardiaca, comparado con las personas más sedentarias que presentan las mismas patologías.
Por tanto, "no se trata de que el deporte provoque muerte súbita, pero es un factor de riesgo en aquellos jóvenes con patología cardiaca silenciosa no descubierta previamente", ha explicado el doctor Trias de Bes.
IMPLANTACIÓN DEL PROTOCOLO
"Los datos que se derivan de la implantación de este modelo son los que nos demuestran la importancia de realizar revisiones preventivas en España; debemos alinearnos con la tendencia internacional actual y extender el uso del 'Screening' al mayor número de deportistas posibles, sobre todo a deportistas jóvenes que desde los 13 años hasta los 35 dedican varias horas de entrenamiento semanal a la práctica de algún deporte", añade el doctor.
En este sentido, el protocolo se debe establecer con el objetivo de detectar las causas más comunes de la muerte súbita en relación con el deporte. En menores de 35 años, los factores que están detrás de la muerte súbita suelen ser de origen congénito y hereditario.
Sin embargo, en adultos con edad superior a 35 años la causa más frecuente es el infarto de miocardio y, por esta razón, el uso del 'screening' depende del grupo de edad al que vaya dirigido.
De esta manera, para deportistas adolescentes y adultos jóvenes, se realizará un cuestionario de antecedentes familiares y personales; una exploración física, y un electrocardiograma de reposo de 12 derivaciones. Se aconseja, además, una revisión anual en los más jóvenes y bianual entre los 25 y 35 años.
Para los deportistas mayores de 35 años, también se realizará un cuestionario de antecedentes, así como un estudio de posibles riesgos cardiovasculares como el consumo de tabaco, hipertensión o colesterol elevado, entre otros. Se practicará una exploración física, un electrocardiograma de reposos, uno de esfuerzo y un ecocardiograma.