Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una guía explica a los colegios cómo ayudar a los alumnos con enfermedades inflamatorias intestinales

Se les informa de patologías como la enfermedad de Chron o la colitis ulcerosa y de las necesidades de estos alumnos en horas lectivas
Cantabria ha editado la "primera" guía de España para informar a sus centros educativos sobre las enfermedades inflamatorias intestinales, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, cuyos casos se han triplicado en los últimos 14 años en España; y las necesidades que pueden tener en el aula los alumnos que las padecen y cómo contribuir desde la escuela a que su vida educativa sea "lo más normal posible".
La guía, que ha sido presentada en rueda de prensa este miércoles, ha sido editada por el Gobierno de Cantabria y la Asociación de Enfermos de Crohn y colitis ulcerosa (ACCU) de la comunidad autónoma y se hará llegar a los centros educativos por correo electrónico junto a un folleto informativo con consideraciones sobre cómo ayudar a estudiantes con estas enfermedades en los colegios.
Además, se colgará en las páginas web de Educación (Educantabria) y de la propia asociación de afectados. También se ha elaborado una versión impresa de la Guía y los trípticos divulgativos.
También se han programado reuniones con los orientadores escolares para garantizar la atención y la igualdad de oportunidades a los alumnos afectados y en ellas se han analizado los cuidados que requieren los alumnos afectados por esta enfermedad autoinmune.
La labor de difusión en los centros se ha iniciado ya con las tres reuniones que se han programado este mes en el Centro de Profesores con los Seminarios de Orientadores de Primaria y Secundaria. Representantes de la Consejería y de ACCU Cantabria han realizado ya los días 4 y 11 de febrero dos encuentros de divulgación y sensibilización sobre las enfermedades inflamatorias intestinales, encuentros que concluyen este jueves, según ha informado Educación.
Los encargados de presentar la guía han sido la presidenta y el vicepresidente de ACCU, Elena Gutiérrez y José Ramón Diego, respectivamente; la jefa de la Unidad Técnica de Orientación y Atención a la Diversidad de la Consejería, Mercedes Cruz, y el director general de Centros, Alonso Gutiérrez Morillo.
FACILITAR LA VIDA DEL ALUMNO ENFERMO DESDE EL AULA
En este material informativo se informa que los niños y jóvenes con estas patologías manifiestan que su principal dificultad en la escuela es su necesidad de usar el baño frecuentemente y sin una advertencia, debido a la diarrea y a los repentinos ataques de dolor que pueden sufrir.
Por ello, se pide a los centros que, dadas las necesidades de estos niños, les permitan pases ilimitados al baño y sin pedir permiso constantemente y delante de sus compañeros; beber líquido y pequeñas ingesta de comida, algo necesario debido a las pérdidas producidas por los movimientos intestinales frecuentes; medicarse en horas lectivas o dejarles decidir si pueden participar en actividades físicas en función de su nivel de energía en cada momento.
En este sentido, se señala que los profesores de educación física deben notificar a los padres si en reiteradas ocasiones los chicos no participan en estas clases.
También se solicita a los centros que a estos alumnos con esta enfermedad se les limite "en lo posible" el número de exámenes y proyectos debido a la fatiga que padecen por los síntomas que padecen y los efectos secundarios de los medicamentos.
"Sería recomendable que el número de exámenes y de proyectos estén limitados a uno o dos por día. Si un alumno necesitara ir al baño o descansar unos minutos durante un examen debido al dolor se debería permitir compensar ese tiempo", se aconseja en el tríptico informativo.
Se dan recomendaciones también de la ubicación que deben de tener los alumnos con estas enfermedades en el aula, que debe ser la más próxima a la salida.
Además, en la guía, de poco más de seis páginas, se explica a los centros educativos cómo reconocer un brote de la enfermedad o complicaciones y se les informa de la importancia de una intervención temprana y de una comunicación oportuna con los padres para que alerten a los médicos.
La presidenta de ACCU ha explicado en la presentación que algunos de estos niños, en los que la enfermedad se está revelando de forma más agresiva, suelen requerir hospitalización, a veces durante varios meses, razón por la cual es importante que los profesores programen un plan de trabajo o refuerzo académico ante ausencias prolongadas.
Se trata de garantizar la igualdad de oportunidades a estos alumnos, respetando la confidencialidad si el alumno así lo pide.
Por su parte, el director general de Innovación Educativa y Centros se ha referido a dos servicios que ofrece la Consejería de Educación: el Aula Hospitalaria de Valdecilla y la atención domiciliaria para los alumnos con períodos prolongados de enfermedad, tanto en esta como en otras patologías.
En la guía se enseña cómo contribuir desde la escuela a que los alumnos con este problema tengan una vida educativa lo más normal posible y se llama a los centros a "proporcionar oportunidades para una participación significativa y en igualdad de condiciones en la vida en la escuela".
LA PREVALENCIA DE LA ENFERMEDAD
Según se indica en ella, aproximadamente 300.000 personas, entre adultos y niños, padecen alguna enfermedad inflamatoria intestinal en España, sobre todo la de Chron o la Colitis ulcerosa, y se advierte del "alarmante aumento" de casos en niños.
Como datos sobre la incidencia de la enfermedad se indica que, según el denominado Registro Spirit (Spanish Pediatric IBD Retrospectivae Study of Incidence Trends) de la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, entre 1996 y 2009 se ha pasado de 80 nuevos casos detector al año a 227.
Este registro indica que la edad media de detección de este tipo de enfermedades es de 12 años y apunta a una mayor frecuencia de la de Chron (55%) respecto a la colitis ulcerosa (37%).
Ya de forma genérica, se indica que aproximadamente una de cada 450 personas padece una enfermedad inflamatoria intestinal en España.
Los representantes de la ACCU, no existe en Cantabria un registro de enfermos; solamente hay una Unidad en Valdecilla que es para adultos. El Servicio de Pediatría Digestiva de Valdecilla, añaden, ha contabilizado una veintena de casos en los últimos años, si bien se desconoce el número de los registrados en hospitales, como Sierrallana o Laredo.
A pesar del incremento de esta enfermedad se advierte de que no es contagiosa.