Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abuso de la exposición solar en el verano, una de las causas del aumento de consultas dermatológicas en otoño

La falta o el inadecuado uso de fotoprotectores representan los otros motivos de este incremento
El abuso de la exposición solar durante el verano es una de las causas del aumento de consultas dermatológicas en otoño por la aparición de manchas producidas por el sol, según indica el dermatólogo de la Clínica Bioláser La Moraleja de Alcobendas (Madrid), el doctor Pablo Boixeda.
Sin embargo, el galeno sostiene que existen otras circunstancias que provocan este incremento, como es "la falta o el inadecuado uso de fotoprotectores". Estas acciones hacen que las visitas al especialista "se disparen" en esta época, explica.
Ahondando en las manchas solares, Boixeda afirma que éstas son un problema que cada vez preocupa a más hombres y mujeres, aunque estas últimas "le dan una mayor importancia". De cualquier forma, insiste en que el número de hombres que acuden a su consulta por este tema "ha aumentado notoriamente".
No obstante, sostiene que se trata de un problema médico "de extremada importancia", y es que una mancha solar pigmentada en la piel "debe ser valorada exclusivamente por un dermatólogo mediante exploración clínica y dermatoscópica".
EL TRATAMIENTO DE LAS LESIONES BENIGNAS ES EL LÁSER
El tratamiento dependerá de si es una lesión benigna tratable con láser o, por el contrario, de si se trata de una lesión con riesgo de malignidad, la cual "requiere un estudio histológico para descartar un melanoma o un nevus atípico", manifiesta.
"El melanoma es uno de los tumores más malignos y si no se tiene experiencia puede ser confundido por una lesión solar benigna y ser tratada erróneamente", afirma al respecto. De cualquier forma, Boixeda indica que "la mayoría de lesiones son benignas".
De hecho, expone que las más frecuentes son los nevus nuevocelulares o lunares y los lentigos o manchas solares, siendo estás últimas localizadas principalmente "en la cara, el escote y los dorsos de las manos". Ante ello, la mejor opción terapéutica "es el tratamiento con láser", declara.
Entre los diferentes sistemas para ello, el especialista destaca que los más selectivos son los denominados 'Q-switched'. Así, destaca que el láser 'Affinity' de Neodimio Yag Q-switch de Cynosure, "penetra sólo a nivel epidérmico destruyendo selectivamente este pigmento superficial".