Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Marta sospecha del chico que la llevó a casa

Un perro adiestrado para localizar personas dirige el rastro de la joven de nuevo en Triana, el lugar donde la chica pasó la tarde con sus amigos el día que desapareció. Sin pistas sobre su paradero, los micrófonos siguen agolpándose en el portal del bloque para conocer nuevos datos.
Aunque no hay sospechosos, si existen las dudas sobre el chico que llevó a Marta hasta su casa. De momento, todo son rumores y ningún dato fiable conduce por ahora a los pasos de Marta.
Tras oler un zapato de Marta, el can ha comenzado a buscar por la zona en la que la joven fue vista por última vez subida en una moto con ese chico. Fue en su propio barrio. Después el rastro se pierde, dato que hace pensar que pudo subirse a un coche.
Aunque las fuerzas comienzan a disminuir, este lunes han vuelto a salir por su cuenta alrededor de las 09.30 horas. La familia reconoce que la Policía lleva muy bien las labores de búsqueda, pero para ellos es imposible quedarse de brazos cruzados.
Antonio del Castillo, el padre de la joven sevillana, agradecía este sábado durante la marcha a la Policía su esfuerzo y dedicación. "Están haciendo todo lo que pueden". Pero "el tiempo pasa" y "no me puedo acostar todas las noches con lo mismo, sabiendo que está por ahí". AC/MLS