Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Rocío Wanninkhof pedirá que se reabra el caso

La familia de la joven Rocío Wanninkhof, asesinada el 9 de octubre de 1999, en la localidad malagueña de Mijas, pretende que se reabra el caso. En diciembre de 2006, el británico Tony King fue declarado culpable de la muerte de la adolescente de Mijas. Sin embargo, el jurado popular consideró que King no actuó sólo. La familia pone nombre a los cómplices: Robert Graham y Dolores Vázquez.
La madre de Rocío Wanninkhof, Alicia Hornos, y su abogado nunca quedaron conformes con el veredicto del jurado popular que soló condenó a Tony King, el estrangulador de Holloway, como era conocido en su país.
El abogado de Alicia Hornos, Marcos García Montes, ya tiene listo el escrito en el que pide la reapertura de la investigación y que, según informa la prensa local, presentará el próximo septiembre.
García Montes se basa en el veredicto del jurado que condenó a King y que coincide además con la teoría del jurado que exculpó a Dolores Vazquez, una amiga de la madre que pasó varios años en prisión hasta que, tras la detención del estrangulador de Holloway, quedo libre. En ambos juicios se concluyó que en la muerte de Rocío Wanninkhof intervinieron otras dos personas para trasladar el cadáver y abandonarlo en los Altos del Rodeo.
Alicia Hornos asegura que tiene todas las fuerzas para afrontar un nuevo proceso judicial. Y recuerda que fue el propio Tony King quien, durante el juicio, dio los nombres de otras personas implicadas en la muerte de su hija.
EB