Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las farmacias seguirán cobrando de la Xunta en un plazo de entre 15 y 20 días tras facturar

La presidenta del colegio de A Coruña destaca el marco de "estabilidad" en Galicia, "a diferencia" de en otras comunidades
Las farmacias gallegas recibirán el pago de medicamentos por parte del Servizo Galego de Saúde en un plazo de entre 15 y 20 días tras la facturación de los fármacos dispensados cuando concluye el mes, compromiso que ha adquirido la Xunta con los cuatro colegios profesionales de Galicia en virtud de sendos conciertos.
Por su parte, las oficinas de farmacia continuarán su colaboración en varios programas, como el cribado de pacientes para detectar de forma precoz el cáncer colorrectal, mantenimiento de la aplicación de la receta electrónica, junto con seguir invirtiendo en el aplicativo de la receta electrónica, mantener descuentos en pañales absorbentes e introducir un descuento del 20 por ciento en las tiras reactivas para diabéticos.
Sin embargo, la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, no ha concretado cuándo se comenzará con esta medida, aunque se trabaja para extender la prueba piloto en 2014, así como tampoco ha definido plazos para la detección del SIDA.
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha sido el encargado de detallar las características de este convenio, que tiene de vigencia dos años y que supondrá una aportación económica de la Xunta de 1.500 millones en este periodo, 750 cada ejercicio del total de 1.000 millones que se gasta en el total de las prestaciones farmacéuticas.
"Estamos, por lo tanto, destinando y dándole prioridad a una de las partes más importantes del presupuesto de Galicia de 8.000 millones, mil millones, de los cuales 750 millones a través de la receta farmacéutica y de las oficinas de farmacia", ha expresado Alberto Núñez Feijóo.
Sin abandonar este ámbito, Feijóo recordó que el impulso del catálogo de medicamentos, que según dijo, continúa dando resultados, ya que en el primer semestre de este año se ha reducido un 15 por ciento el gasto farmacéutico y un 12 por ciento el número de recetas. "Y tenemos que seguir porque queremos blindar el futuro de la sanidad pública", ha abundado.
Además, también ha destacado la colaboración de los profesionales, implicados "cada día más en una sanidad pública", y de los pacientes, que "multiplicaron por cuatro su consumo de medicamentos genéricos", al pasar de menos de un 10 por ciento a un 38 por ciento.
NUEVAS CONSTRUCCIONES
El mandatario autonómico ha remarcado que estas actuaciones son posibles en virtud de la "solvencia" de las cuentas gallegas, lo cual también posibilita, dijo, construir o ampliar cinco nuevos hospitales, licitar 15 centros de salud o "cambiar o modernizar" los aparatos tecnológicos de los complejos hospitalarios del Sergas.
"Esto significa, además, que Galicia está navegando en tormenta económica con un rumbo adecuado de la recuperación y del mantenimiento de los servicios públicos esenciales", ha proclamado en su intervención, en la que ha subrayado que el acuerdo de este lunes da "estabilidad y seguridad" a las casi 1.500 oficinas de farmacia, a la distribución y a los empleados directos e indirectos que suponen todas las prestaciones farmacéuticas en Galicia.
"Un pacto que da certeza, seguridad y garantía en la prestación farmacéutica. Una apuesta por la cooperación que garantiza la estabilidad del sector pero que también contribuye a la sostenibilidad del servicio social más importante que presta la Xunta: el servicio social de la sanidad para todos", ha abundado.
Por parte de los colegios farmacéuticos habló la presidenta del de A Coruña, Rosa Lendoiro, quien también se ha felicitado por este convenio que establece un "marco de estabilidad", situación que es "diferencia a la de otras comunidades" y siendo conscientes de las dificultades económicas existentes en la actualidad.