Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fisioterapia respiratoria ayuda a prevenir las alteraciones del sistema toracopulmonar

La fisioterapia respiratoria es una técnica que ayuda a prevenir las alteraciones del sistema toracopulmonar, según ha informado el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) ante el aumento de la incidencia de patologías del sistema respiratorio, las cuales cursan con un aumento de secreciones, dificultad respiratoria, tos y problemas ventilatorios (bronquiolitis, hiperreactividad bronquial, broncoespasmos, asma, displasia broncopulmonar o neumonías).
En concreto, la fisioterapia respiratoria aplica un conjunto de técnicas cuyo objetivo es la prevención, tratamiento y estabilización de las alteraciones que afectan al sistema toracopulmonar, movilizando las secreciones de las vías respiratorias y mejorando la ventilación pulmonar. De hecho, mejora la calidad de vida de pacientes con patologías respiratorias que cursan con hipersecreción, así como en pacientes con riesgo de desarrollar complicaciones pulmonares.
Además, tal y como ha aseverado el organismo, la aplicación de tratamientos de fisioterapia respiratoria facilitan la eliminación del moco que produce la obstrucción bronquial, permeabilizando la vía aérea y reduciendo el riesgo de infecciones, con la consecuente mejora de la mecánica ventilatoria.
Y es que, en el caso de la bronquiolitis aguda, la aplicación de fisioterapia respiratoria disminuye la obstrucción bronquial y previene complicaciones como atelectasias e hiperinsuflación y favorece una menor necesidad de horas de oxígeno suplementario.
BENEFICIOS EN PATOLOGÍAS CRÓNICAS RESPIRATORIAS OBSTRUCTIVAS
Asimismo, ha demostrado su eficacia en el tratamiento de las enfermedades crónicas respiratorias obstructivas, existiendo "numerosos" estudios que demuestran mejoría en la función pulmonar, limpieza de secreciones en la vía aérea, disminución del grado de asma, la frecuencia de las crisis y el uso de medicación, generando todo ello un aumento en la calidad de vida de los pacientes asmáticos moderados y mejorando la postura, corrigiendo alteraciones vertebrales.
Por otra parte, el CGCFE ha informado de que la fisioterapia respiratoria aporta también diversas ventajas en la prevención y tratamiento de las complicaciones respiratorias de los recién nacidos, ya que se ha usado para eliminar secreciones, comprobándose la reducción de atelectasias post-extubación, disminución del riesgo de reintubación y mejora de la ventilación pulmonar en recién nacidos con patología respiratoria.
Finalmente, en aquellos pacientes con abundantes secreciones respiratorias e incapacidad para expectorar eficazmente, la fisioterapia respiratoria está "altamente recomendada". "En aquellas patologías donde las bronquiectasias son precoces, la fisioterapia respiratoria mejora la eficacia de la tos y favorece la limpieza de la vía aérea", ha zanjado.