Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fuego arrasó casi 30.000 hectáreas en España sólo en el mes de diciembre y 102.945 en todo 2015

Los incendios arrasaron un total 28.236 hectáreas en España sólo en el mes de diciembre pasado, casi un tercio (27%) del total de superficie calcinada por el fuego en 2015, que asciende a 102.945 hectáreas.
De este modo, en todo el año se ha quemado más del doble (110%) que en todo 2014, según el avance del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) correspondiente a 2015, al que ha tenido acceso Europa Press, que reflejan un repunte de los incendios el pasado año, pero sobre todo de la superficie afectada en ellos, ya que se pasó de los 7 grandes incendios de 2014 a 27 fuegos de más de 500 hectáreas en 2015.
Diciembre se encuentra fuera de los meses de mayor peligro y de la campaña de incendios forestales. Sin embargo, este año el mes de diciembre ha registrado una siniestralidad muy superior a la media mensual del ejercicio. Concretamente, en ese mes se ha quemado más del triple que en la media mensual (8.578 hectáreas). La mayor parte de los fuegos del último mes del año se produjeron en el norte de la Península, desde Orense hasta los Pirineos, a lo largo de la cordillera Cantábrica.
Precisamente, en estos días la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) advertía del elevado riesgo de incendios en esas áreas, debido a las altas temperaturas, el fuerte viento y la sequedad del terreno, después de semanas sin precipitaciones. No obstante, la Fiscalía de Medio Ambiente abrió una investigación para determinar las posibles causas de todos estos siniestros.
2015, POR DEBAJO DE LA MEDIA DE LA DÉCADA
Aún así, a nivel general la cifra de 2015 se mantiene ligeramente por debajo (5,11%) de la media de la década, que son 108.493 hectáreas quemadas. 2015 se aleja así de 2014, que fue el año con mejores resultados del decenio, con 48.833 hectáreas quemadas, y de 2008 y 2010, los siguientes por menor superficie afectada en ese periodo.
Del mismo modo, aún queda lejos de 2012, el peor año, con 216.900 hectáreas quemadas; 2005, con 188.697 hectáreas y 2009, con 120.094 hectáreas.
De acuerdo con estos datos, en 2015 se han producido 11.899 siniestros, de los que 7.744, el 65% fueron conatos, es decir que afectaron a menos de 1 hectárea de superficie. Los otros 4.155 superaron el límite de 1 hectárea y de estos, 15 alcanzaron la categoría de grandes incendios, al superar las 500 hectáreas quemadas
La cifra de grandes fuegos de este ejercicio es de más del doble de los de 2014, cuando se produjeron 7 grandes incendios, aunque es algo menos de la mitad de la media del decenio, con 27 grandes fuegos.
En total, los incendios de 2015 han arrasado el 0,374 por ciento de la superficie del país, más del doble que el 0,177 del año anterior y cerca de la media del decenio (0,394 por ciento del territorio).
Por tipo de superficie quemada, alrededor de dos tercios del total (60.749 hectáreas) eran de matorral y monte abierto y 33.129 hectáreas eran superficie arbolada, mientras que 9.067 hectáreas fueron pastos y dehesas.
MÁS DE LA MITAD EN EL NOROESTE
En cuanto a la distribución de los siniestros, el Ministerio señala que más de la mitad (52,29%) se produjeron en el noroeste; el 31,44 por ciento en las comunidades interiores; el 15,49 por ciento en el Mediterráneo y el 0,77 por ciento en Canarias.
En concreto, el 43,50 por ciento de la superficie arbolada quemada ardió en el noroeste; el 35,63 por ciento en las comunidades interiores; el 20,78 por ciento en el Mediterráneo y el 0,09 por ciento en Canarias.
Sobre la superficie forestal, la mayor parte, el 53,70 por ciento se quemó en el noroeste; el 29,35 por ciento las comunidades interiores; el 16,85 por ciento en el Mediterráneo y el 0,10 por ciento en Canarias.
De acuerdo con las estadísticas, el número de incendios ha aumentado ligeramente aunque permanece por debajo de la media del decenio (14.489), mientras que el mayor repunte experimentado en 2015 en materia de fuego es en la superficie arrasada, que se aproxima a la media del decenio.