Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 33% de fundaciones empresariales y 19% de familiares alcanzan niveles óptimos de transparencia y buen gobierno

Las fundaciones de Accenture, Atresmedia, Bancaria La Caixa, Gas Natural Fenosa, Telefónica, Barceló y Mario Losantos del Campo, líderes
El 33% de fundaciones empresariales y 19% de familiares alcanzan niveles óptimos de transparencia y buen gobierno, según se desprende del estudio 'Construir confianza 2015. Informe de transparencia y buen gobierno en la web de las fundaciones españolas', elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia.
En esta séptima edición, el informe constata "significativos avances" en materia de transparencia y buen gobierno de las fundaciones ya que el 33% de las fundaciones empresariales analizadas (un total de 21 fundaciones) han alcanzado la categoría de transparentes y un 27% la de translúcidas. En cualquier caso, un 40% continúa en la clasificación de opacas.
Por su parte, un 19% las fundaciones familiares obtienen el calificativo de transparentes, un 46% el de translucidas y el 34% el de opacas. La mejoría de las fundaciones familiares es significativa si se compara con el año pasado, en el que el 61% de las fundaciones obtuvo la calificación de opaca, según destacan los autores del estudio.
Encabezando el grupo de las empresariales más transparentes, empatadas con 16 puntos (de 18 posibles) se sitúan las fundaciones Accenture, Atresmedia, Bancaria La Caixa, Gas Natural Fenosa y Telefónica.
Mientras, con 15 puntos, las fundaciones Barceló y Mario Losantos del Campo lideran el ranking de transparencia de las fundaciones familiares.
Los autores del estudio destacan el progreso que han realizado desde la pasada edición la Fundación Vodafone, Agbar y Bancaria La Caixa, entre las empresariales, y Tomás Pascual y Pilar Gómez-Cuétara, Paideia y Fundación Amancio Ortega, del grupo de las familiares.
En su séptima edición, este análisis --disponible en la web 'www.compromisoytransparencia.com'-- evalúa aspectos como la publicación en la web de la información de contacto, la misión, la descripción de programas y actividades, la información sobre directivos, personal y patronato, el gobierno de la fundación, la información económica y la medición de resultados de las 89 fundaciones empresariales (63) y familiares (26) españolas más importantes.
NOVEDADES
Entre otras novedades, el informe amplía la muestra, incluyendo, por primera vez, a las fundaciones de los tres principales clubs de fútbol de España: Atlético de Madrid, FC Barcelona y Real Madrid. En este caso, las fundaciones del FC Barcelona y del Real Madrid empatan con diez puntos en la clasificación de translúcidas, mientras que la del Atlético de Madrid logra sólo cuatro puntos.
La segunda novedad implica que, por vez primera, el informe analiza el carácter independiente de los patronos, desprendiendo que un 40% de las fundaciones empresariales no cuenta con patronos independientes, siendo todos ejecutivos de la empresa fundadora.
En el caso de las fundaciones familiares no es posible ofrecer un porcentaje exacto de las que no cuentan con patronos independientes porque muchas no informan del perfil de sus patronos; sin embargo, se sabe que la práctica de que la mayoría de los patronos pertenezcan a la familia del fundador o mantengan un vínculo profesional con sus empresas está muy extendida.
Además, el informe llama la atención sobre el hecho de que ninguna de las 89 fundaciones analizadas posea una comisión de nombramiento dentro del patronato encargada de esta función. Esta carencia pone de manifiesto la falta de procedimientos objetivos y rigurosos en la selección de los patronos.
La inclusión por vez primera del indicador sobre la independencia viene a confirmar la tendencia del informe a evaluar, cada vez más, aspectos cualitativos de gobernanza de las fundaciones. En este sentido, 'Construir confianza' elevó en 2013 los criterios de evaluación de la misión de las fundaciones. Desde entonces muchas organizaciones han reformulado su misión: las empresariales han pasado del 28 al 49% y las familiares, del 12 al 58%.
Del mismo modo, el informe analiza desde la tercera edición la publicación de un código de buen gobierno; cuestión que continúan cumpliendo solo un 21% de las fundaciones empresariales y un 11% de las familiares de la muestra.
El informe insiste en que algunos de los documentos que figuran en las webs de las fundaciones como códigos de gobierno no lo son, al no incluirse en los mismos orientaciones sobre el funcionamiento y responsabilidades básicas del patronato como: la determinación de las responsabilidades del patronato, los deberes de diligencia y lealtad de los patronos, la declaración y gestión de los posibles conflictos de intereses, el funcionamiento de las comisiones y la evaluación del desempeño del propio patronato.
El pasado año se introdujo también un nuevo indicador en esta línea que consiste en la publicación de un documento o código de conducta sobre la política de inversiones que detalle los criterios utilizados en la administración del patrimonio fundacional. Solo un 5% de las fundaciones empresariales y un 11% de las familiares cuentan con este documento en su página web.
Por último, el informe anuncia la inclusión de un nuevo indicador que aplicará en los futuros informes cuya finalidad será comprobar los recursos que las fundaciones destinan al cumplimiento de sus actividades y los destinados a financiar sus gastos administrativos.